Si has llegado hasta aquí...

...es probable que estés buscando información sobre una plaga o enfermedad de tus rosales. Recuerda que es responsabilidad de tod@s el uso sostenible de los tratamientos fitosanitarios: la utilización de insecticidas, fungicidas, acaricidas, etc. ha de ser puntual, proporcionada y justificada, minimizando los efectos negativos sobre los humanos y la fauna terrestre y acuática.

lunes, 29 de junio de 2009

María Medina: dos ejemplos con rosas.


María Medina es una de nuestras mejores y más meritorias paisajistas. Nacida en Sevilla, se traslada con su familia a vivir a la localidad francesa de Villandry con catorce años. Ciudad emblática donde las haya en jardinería, Villandry supone su toma de contacto con los jardines galos. Un punto de inflexión en su vida, que marcaría su futura carrera, según ella comenta.

Estudia paisajismo en la entonces recién inaugurada Escuela Castillo de Batres en Madrid, de la mano de Leandro Silva, al que considera su mentor. Tras diversos proyectos y viajes, abre su propio estudio en 1982.

Desde entonces ha llovido mucho, y María Medina ha sido la encargada de realizar algunos de los proyectos paisajísticos más importantes de nuestro país. Cabe destacar su paso por Patrimonio Nacional, donde diseñó la recuperación de jardines históricos, como los del Palacio de La Granja en Segovia.

Bajo mi punto de vista, definiría su estilo como elegante, alegre, nada recargado, y con pureza de líneas. Ella se define así:

Lo cierto es que no tengo ningún estilo ni preferencia en particular. Cuando me encargan diseñar un jardín intento realzar el lugar, solucionar los problemas que existen, conjugar y utilizar todos los elementos de forma para que se consiga el ambiente que pretendo; y, sobre todo, que la vegetación, cambiante a lo largo del año, le dé vida. Me gusta pensarar en lo que puee suceder en el jardín cuando tenga vida; me aburren tremendamente los jardines en los que nunca pasa nada.


Los dos ejemplos que vemos a continuación resultan de especial interés, ya que nos dan un par de buenas ideas para jardines castellanos.



Utiliza rosales a modo paisajístico, un cultivar de flor blanca sencilla. Contrarresta así la formalidad de los setitos de boj, y todo el conjunto tiene un aire campestre más que adecuado al lugar (Gredos-Ávila).



Este ejemplo me encanta. Dos rosales trepadores blancos (diría que son del cultivar Iceberg clg.), enmarcando el portalón en una finca castellana. Conviven de nuevo con la formalidad del boj, y con la informalidad campestre del romero.

Fotografías: María Medina.

"Una rosa es una rosa es una rosa".
Gertrude Stein.

5 comentarios:

Maruxa 30 de junio de 2009, 1:03  

Hoy me regalaron una revista desconocida para mi -Verde es Vida- me parece interesante, entrevistan a una paisajista, Bet Figueras,me alegré saber que algo empieza a moverse con la fuerza suficiente en jardineria para que dos nombres de personas capacitadas lleguen a este ricón en el mismo día.
Gracias siempre por tus informaciones
UN beso
Maruxa.

iolanda 30 de junio de 2009, 8:00  

A mi me llama la atención de la austeridad que presenta el jardín castellano, como si formara una continuación del interior, y es que en las fincas que yo conozco, el interior de las casas son con mobiliario y complementos sólidos y bien trabajados, pero escasos y soberbios...
Y el camino, el camino de siempre, que al andar levanta algo de polvo, pero poco, y son de una dureza poco corriente tanto en verano como en invierno pese a la lluvia, como si no se desgastara...
salvo si pasan vehículos no hay problema, no es preciso colocar grava ni nada.
besitos,

Hawai 30 de junio de 2009, 11:45  

Maruxa, me encantan los trabajos de Beth Figueras y su equipo. Suele tomar parte en los proyectos de Rafael Moneo, que fue su profesor en Berkeley.

Ioli, creo que es justo reivindicar también el jardín castellano, en su propia génesis y estilo.


Besos para las dos :))).

llosona 1 de julio de 2009, 11:22  

Bonitos ejemplos de armonia con el paisaje.
Respeto y potenciación de especies adaptadas a las crudas condiciones.
Las palabras de Ioli sobre el polvo del camino, me trae a la memoria el maravilloso olor de esa tierra cuando llueve en primavera-verano. Recuerdos de la niñez.

Gracias Hawai y besines a todos.

Hawai 1 de julio de 2009, 15:31  

Es cierto, llos, son composiciones muy armónicas. Todo lo que diseña María Medina es armónico.

Quizás es que coincido con ella en la búsqueda de ese tipo de serenidad, y por eso me resulta agradable su hacer.

Besines ;).

Inspiración jardinera

"No hay dos jardines iguales. No hay dos días iguales en el mismo jardín."

Hugh Johnson

Ojo científico

Inspiración jardinera

"Debido a que el aroma de las flores es mucho más suave en el aire (donde va y viene, como la cadencia de la música), que en la mano, nada resulta más placentero que conocer cuáles son las plantas que mejor perfuman el aire. Las rosas, damascenas y rojas, son las que emiten aroma de manera más rápida...."

De Jardines, escrito por Francis Bacon en 1625.

---Muchas gracias por visitarnos, y disfrutar con nosotros de Días de rosas  © 2008-2015

Volver hacia ARRIBA