Si has llegado hasta aquí...

...es probable que estés buscando información sobre una plaga o enfermedad de tus rosales. Recuerda que es responsabilidad de tod@s el uso sostenible de los tratamientos fitosanitarios: la utilización de insecticidas, fungicidas, acaricidas, etc. ha de ser puntual, proporcionada y justificada, minimizando los efectos negativos sobre los humanos y la fauna terrestre y acuática.

lunes, 18 de mayo de 2015

Comtesse de Murinais



Los rosales Moss, o  de musgo, siempre han llamado mi atención. Cuando empiezas a indagar en el mundo de las rosas antiguas,  suelen generar interés, pensando en su aspecto, su textura, su olor... Y cuando las tienes delante, y las puedes tocar y oler, ese placer se incrementa.





Los rosales moss forman una familia propia de rosales,con origen en mutaciones de los rosales centifolia y damascenos. La característica esencial de estos rosales es obvia: los capullos y los tallos tiernos están cubiertos de "musgo", es decir, una una especie de pelos y vesículas pegajosas que al frotarse emiten una agaradable fragancia balsámica.


Existen rosales de musgo tanto reflorecientes como no reflorecientes.  Ejemplos de rosales moss no reflorecientes son Comtesse de Murinais, Japónica, General Kleber, Nuits de Young, William Lobb.., Golden Moss. Como reflorecientes citar Salet, Dresden Doll, Robert Léopold, Mousseline, Quatre Saisons Blanc Mousseux...




Comtesse de Murinais es un rosal atribuído a Vibert, fechado en 1843. Graham Thomas lo describe perfectamente. Es un moss "blanco", que empieza a abrir de un color rosa pálido que rápidamente deviene blanco lechoso, con flores de bonita forma con un pronunciado botón central. Concluye diciendo que es una flor superlativa.



Este es un rosal que compré hace ya algunos años en el vivero de Elke Embo. Está plantado en un lugar no precisamente favorable para un rosal, con mucho sol y exposición a los elementos. He preferido no podarlo durante todos estos años, y el rosal se ha ido conformando, con sus ramas largas y algo despobladas de la base, pero siempre con floraciones abundantes.

Tiene interés tanto por el olor de su musgo, muy abundante y vistoso, como por el propio de sus flores. Y las flores, como acertadamente describe Graham Thomas, son especialmente bonitas.  No ha sido un año especialmente bueno en mi zona para los rosales antiguos no reflorecientes: demasiado calor y  bastante sequía. Sin embargo, éste es el que mejor ha aguantado, sin apenas riegos ni cuidados.

CONCLUSIÓN: No es refloreciente, pero da flores  muy bonitas y es un arbusto a prueba de bombas. Altamente aconsejable.





"Una rosa es una rosa es una rosa". Gertrude Stein.

viernes, 8 de mayo de 2015

Marie Pavie, Marie Pavié, Marie Pavic o Marie Parvie



Creo que aún no me había parado a hablar de este rosal. ¡ Y no entiendo la razón! Todo lo que pueda decir de este rosal es bueno.  No sé si las fotografías le harán justicia. Mi voluntad es enseñaros que  es un rosal bonito, tanto en su conjunto como individualmente cada una de sus flores. 




Citando, valga la redundancia, las citas de Brent Dickerson en "The Old Rose Advisor", una me ha llamado la atención:

"Sin espinas, extra florífero, bonito follaje  verde de 5-7 foliolos, flores grandes para una polyantha, principalmente blanco rosáceo, el mismo que Souvenir de la Malmaison, y mucho más florífero".





El hibridador Alégatière, en 1888 lanzó este rosal, para mí uno de los mejores polyanthas que se pueden tener en jardín. Destaco de él los siguientes puntos:

  • Mis ejemplares son de esqueje. Es un rosal que se puede cultivar fácilmente a partir de estacas con buen resultado.
  • En mi jardín no le doy ningún tratamiento a los rosales y a pesar de ello, éste no sufre ningún tipo de ataque de hongos. Quizás, por su color, resulta atractivo para la Oxythyrea funesta, pero al ser un rosal que florece tantísimo, los daños sólo se aprecian en  las primeras flores.
  • Florece muy bien a lo largo del verano, del otoño y del principio de invierno. Teniendo la precaución de descabezar las flores pasadas, es un rosal muy remontante. En otoño e invierno florece abundantemente, es más, cada año, al llegar el tiempo de poda, suelo cortar muchas flores.
  • Tiene una fragancia afrutada muy agradable. En la familia de los polyanthas hay bastantes rosales sin olor.
  • Forma una preciosa  masa blanca.









"Una rosa es una rosa es una rosa". Gertrude Stein.

domingo, 3 de mayo de 2015

El jardín sostenible (III): decálogo del suelo.

Mis lombrices de tierra son una monería,  una vez te acostumbras a ellas. Es guay la manera en la que la jardinería nos ayuda a eliminar escrúpulos absurdos a quienes tenemos crianza urbanita.

Uno de los pilares para un buen cultivo sostenible es comprender cómo funciona el suelo, al menos, mínimamente. El problema es que se trata de un tema técnico y bastante complejo, áspero en su primera aproximación.  Lo que solemos hacer cuando vemos una planta en mal estado (rosales en el caso que nos ocupa) es fumigar y abonar, porque 'algo se solucionará'....Me recuerda lo que siempre nos contaba un profesor de Dirección General que tuve hace años: decía que muchos gerentes solucionan problemas como los  jugadores de golf que tiran al aire una brizna de hierba para ver de dónde viene el viento, sin preguntarse sobre los orígenes de los problemas y, así, poder solucionarlos mejor....porque, problema que no se soluciona bien, problema que vuelve una y otra vez.

Los horizontes del suelo, es decir, el suelo visto a capas. Imagen de Printable colouring pages

Además de plantas saludables, un suelo saludable da menos trabajo al jardinero, es decir, hablamos de sostenibilidad ambiental, pero también personal, otro gran asunto, el de la capacidad personal, que ya tocamos y al que  volveremos.

El corte transversal del suelo, donde podemos ver los horizontes. Imagen de Ciencia y Biología

Le he pedido a una profesional experta en el tema,  mi amiga Llosona del blog Paisaje Vegetal, una ayudita, para tener un punto de partida sencillo del que echar mano. Y me ha enviado un decálogo, que, me insiste, no es un tratado de edafología, sino una guía para los aficionados al jardín. Es decir, justo lo que necesitamos jejeje. Vamos a ello.

Trabajando el compost.


Los dos primeros puntos se refieren a la observación del punto de partida que tenemos.

1. Ubicación geográfica: microclima, orografía, vientos dominantes, heladas. Estudio e instalación de setos, que evitan la erosión y favorecen la fauna beneficiosa para el control de plagas.

2.Historia previa del suelo: si ha tenido o no riego y laboreo. Estudio del drenaje.


Compostaje o transformación de los deshechos orgánicos en compost: echas arriba, recoges abajo. Imagen de agencia.


Los siguientes puntos se refieren al planteamiento que debemos llevar a cabo para convertir nuestro punto de partida en un vergel a dos años vista.

3. Análisis del suelo: estudios, texturas, y también observaciones simples y plantas indicadoras.

4. Laboreo de fondo-tempero, antes de plantar. El tempero busca la temperatura ideal del suelo para que no pierda plasticidad. Una labor profunda en vertical con un arado de desfonde, sin volteo de capas.

5. Selección de variedades/cultivares que mejor se adapten a las condiciones.


Mezcla para añadir a la pila de compost.

6. Enmiendas correctoras necesarias (en función de los resultados del análisis). Provisión de insumos: necesitaremos materia orgánica, y lombrices.


El compost de Llosona.



El compost de la huerta marítima. Increíble el parecido con el de la experta, algo debemos estar haciendo bien, ¡genial!.


7. Establecer una zona para hacer compost: pondremos a trabajar a las lombrices, debemos entender la dinámica del compostaje y los diferentes estadios, así como su uso.



Así deben quedar preparados los alcorques de los árboles, con abundante acolchado de compost.

8. Uso de acolchado: diferencias entre zonas y materiales a usar.

9. Asociaciones y rotaciones con otros cultivos: plantas beneficiosas (por ej, para la elaboración de purines), abonos verdes.

10. Mantenimiento: laboreo y fertilización que conlleve establecer un jardín con mínimos problemas sanitarios.

Mis reflexiones al leer el decálogo son muchas. La primera que me viene a la cabeza es que algo tan sencillo como pasar a fondo el tractor cuando vas a hacer un jardín sobre un terreno 'inhabitado', poquísimas veces se hace...Y el análisis químico del suelo, que no es algo caro en absoluto, también pocas veces....En fin, que tenemos mucho por aprender y mejorar. Mil gracias, Llosona ;).

"Una rosa es una rosa es una rosa". Gertrude Stein.

miércoles, 22 de abril de 2015

Richelieu, 'cumplido y galante caballero'. Su rosa.


Pizarra. Así me ha parecido siempre el colorido de la rosa 'Cardinal de Richelieu' (Parmentier, ante 1847). Es absurdo, porque no es gris...tampoco es rosa, ni roja, ni magenta...ni tampoco es uniforme año a año...colorea más o menos intensamente a capricho. Es un claro reflejo de lo que hace el suelo galaico sobre el color de las flores que se dejan manipular hasta el extremo, como las hortensias, o algunas camellias,  otras rosas gallica...


Este año no es de los más subidos de tono, y ha sido más tempranera que de costumbre. La forma de la flor es una roseta despeinada, que suele mostrar botón central. Es una esfera cuando está completamente desplegada. El reverso de los pétalos siempre es más claro. 


Mi arbusto está en sus raíces, es un esqueje del de Josep, que podéis ver aquí, donde comenta las visicitudes sobre el obtentor. No lo riego. No lo abono. No lo fumigo. Florece, recorto y hasta el año siguiente. Sí lo cuidé bastante en el momento en el que estaba recién plantado. Pero, los rosales gallica son muy rústicos y resistentes, en todos los sentidos. Tienen raíces largas y profundas, que 'corren' y emergen quizás a un metro o más de la mata. Esto puede suponer un problema, aunque no todas las variedades brotan con la misma intensidad desde la raíz. Por si las dudas, quien tenga un jardín pequeño, debería plantar este tipo de rosales injertados.


Destaca tanto por lo peculiar de su color, que rara vez me paro a olerlo, y eso que tiene buen aroma. El típico de las gallica. El follaje es mate, algo rojizo al brotar. Es una de las rosas más conocidas del belga Parmentier.


Fue otro belga, Philippe de Champaigne, quien retrató más veces al genuino, al cardenal Richelieu de carne y hueso, me gusta especialmente este retrato que se conserva en la Chancellerie des Universités de Paris:



La biografía de Richelieu (1585-1642) es increíble, padre del concepto de Estado centralizado o del espionaje moderno,  atrajo la atención en vida, y la sigue atrayendo siglos después de su muerte. Teniendo en cuenta la cantidad de obstáculos a los que se enfrentó, llegar a las cotas de poder que llegó y en una época con clases sociales tan marcadas, es de no creerse, pero, sin embargo, así fue. De todas formas, para mí, siempre será el Richelieu que dibujó la pluma de Dumas, el personaje al que conocí de pequeña, aquel que contrató a Milady para que sedujera al confiado D'Artagnan....

"En pie, delante de la chimenea, estaba un hombre de mediana estatura, de semblante altivo, ojos vivos, frente ancha, rostro enjuto, que aún parecía más largo por la perilla. Aunque aquel hombre no tenía más que treinta y seis o treinta y siete años, sus cabellos, el bigote y la perilla eran ya grises. Aquel personaje tenía verdadero aspecto de un hombre de guerra, y sus botas de búfalo, aún ligeramente cubiertas de polvo, indicaban que había cabalgado. Era Armad-Jean du Plessis, cardenal de Richelieu, no como nos lo retratan, cascado como un viejo, padeciendo como un mártir, con el cuerpo destrozado, la voz extinta, enterrado en un gran sillón como en una tumba anticipada, no viviendo más que de la incesante actividad de su pensamiento; sino tal como realmente era en aquella época: es decir, cumplido y galante caballero, débil ya de cuerpo, pero sostenido por cierta fuerza moral que hizo de él uno de los hombres más notables que han existido; preparándose, en fin, después de haber sostenido al duque de Mantua, después de haber tomado Nîmes, Castres y Uzès, a arrojar a los ingleses de la Île de Ré y a poner sitio a La Rochelle." Dumas, Los Tres Mosqueteros, cap. XIV.



"Una rosa es una rosa es una rosa". Gertrude Stein.

viernes, 17 de abril de 2015

Rosa "Mutabilis": mariposas revoloteando


La rosa Mutabilis, también conocida como "Tipo Ideale", es generalmente calificada como una rosa  de la familia de las chinas.  Supuestamente, se trata de un híbrido de rosa china que problablemente llegó a Europa a través de la Isla de Reunión, y de allí a Francia o a Italia,

Son muchas las diferencias que existen entre un rosal chino y uno europeo. Las más destacadas son dos. La primera, el follaje, totalmente diferente del de las rosas antiguas europeas. En el tema del follaje, las rosas modernas tienen un mayor parecido a las rosas de origen oriental, ya se comparen con las tés o chinas; las rosas antiguas europeas, de follaje mucho más aspero. La segunda  es el de la refloración a lo largo de prácticamente todo el año. Como todos los rosales, tiene momentos clave de mayor reflorecencia, como  el primaveral. Sin embargo, es raro verla completamente  viuda de flores en climas mediterráneos incluso en enero.  El follaje, con reflejos azulados, se suele mantener todo el año.

El arbusto adquiere unas proporciones muy considerables. Es decir, las medidas ofrecidas en la mayoría de la literatura no son válidas para un clima  templado, mediterráneo o atlántico. Mi planta, transcurridos ya unos diez años desde su plantación, rebosa por todas partes: su altura rondará los dos metros, y su anchura y diámetro  otros tantos o incluso más.

Las flores, tanto desde el punto de vista individual como en su conjunto son  extremadamente bellas. Simples, muestran sus estambres amarillos, donde revolotean toda clase de insectos, que  empiezan de  un color fuego,  mutan a tonos albaricoque para morir de color rosa.



"Una rosa es una rosa es una rosa". Gertrude Stein.

miércoles, 8 de abril de 2015

Lady Banks & Co.

Ikebana galaico :P

Y la primavera 2015 avanza. Con unas tres semanas de retraso respecto a otros años, de nuevo es Lady Banks (R. banksiae lutea plena) la que inaugura por todo lo alto la temporada de rosas en la huerta marítima.



Dice mi gurú Gertrude Jekyll que el rosal es la planta trepadora más bella que se pueda plantar en un jardín. Disiento. Mi trepadora favorita siempre ha sido la Wisteria, y me gusta más la floribunda que la sinensis.

Una de mis Wisterias, formada como arbolito. No puedo calcular los centenares de flores que carga.

Es éste uno de los momentos del año que más disfruto, ya que coinciden en flor tres de mis aromas más-más favoritos: las glicinias, las freesias y las lilas. En especial, las lilas, que son el aroma de mi infancia.

Las freesias, atentas a su cita anual. 

Creo que es éste el aroma que más me gusta de entre todos los aromas, porque está vinculado a mi infancia, al patio del colegio lleno de lilas en flor en esta época. 

Es tanto lo que se cuenta y se relata sobre las bondades de R. banksiae, que todo lo que se diga de él resulta algo reiterativo, pero, lo haré rápido, coged aire para leer: alcanza grandes dimensiones, no tiene espinas, no se puede cultivar en climas extremos.



Si el clima es frío, florece una sóla vez en primavera, si el clima suave (en la costa de Málaga, aquí en las Rías Baixas), florece también en otoño, o, incluso, todo el año sin parar (por ej, en el Sur de California-USA). Muy resistente a enfermedades. Flores sin aroma, dobles, en ramillete, color amarillo mantequilla, por centenares en ejemplares adultos.


Joseph Banks patrocinó la expedición de Parks que trajo a Europa este rosal, y la variedad blanca de flor doble  (R. banksiae alba plena) se la dedicó a su esposa, aunque, popularmente, llamamos Lady Banks a cualquiera de ellos.  Más sobre la vida de Joseph Banks aquí.

Dorothea Banks retratada por Joseph Collyer the Younger ca. 1790. Imagen de la National Portrait Gallery de Londres (UK).

Lady Banks, nacida Dorothea Hugessen, era feuchiña, pero hija de un hombre muy rico (jajaja). La verdad, imaginaba a mi Lady Banks como una de esas damas maravillosas retratadas por Reynolds,  con mejillas sonrosadas, toda llena de lazos y encajes..... me he llevado un chasco...hay cosas que es mejor dejar a nuestra imaginación, y no a la realidad más crudamente real.



"Una rosa es una rosa es una rosa". Gertrude Stein.

miércoles, 1 de abril de 2015

Sanguinea


Siguiendo un poco los tempos de la incipiente primavera, quiero presentar a "Sanguinea".



Se trata de una rosa china, del siglo XIX, de flor simple y cuyo color hace honor a su nombre. De flores muy simples, de color uniforme y estambres blanquecinos, florecen de forma individual o en pequeños ramilletes a lo largo de toda la temporada, siendo un buena reflorecedora en la temporada de otoño e invierno en la zona mediterránea. 




 En cuanto al arbusto, mi ejemplar está en sus propias raíces, es decir, es un ejemplar no injertado. Tiene una ligera semejanza con "Mutabilis", sin embargo, "Sanguinea" es mucho menos vigorosa. Otro rosal que podría estar en la lista Earth Kind: no lo trato nunca y es muy resistente a los hongos.
"Una rosa es una rosa es una rosa". Gertrude Stein.

Inspiración jardinera

"No hay dos jardines iguales. No hay dos días iguales en el mismo jardín."

Hugh Johnson

Ojo científico

Inspiración jardinera

"Debido a que el aroma de las flores es mucho más suave en el aire (donde va y viene, como la cadencia de la música), que en la mano, nada resulta más placentero que conocer cuáles son las plantas que mejor perfuman el aire. Las rosas, damascenas y rojas, son las que emiten aroma de manera más rápida...."

De Jardines, escrito por Francis Bacon en 1625.

---Muchas gracias por visitarnos, y disfrutar con nosotros de Días de rosas  © 2008-2015

Volver hacia ARRIBA