Algunas rosas...

Loading...

viernes, 24 de octubre de 2014

Cómo podar rosales rambler

Es una técnica muy fácil, son rosales vigorosos, por algo se les llama ramblers (reptantes). Podemos podar mal un rambler, y no sucederá gran cosa, quizás perdamos algo de floración, pero, será difícil que lo aniquilemos. El único reto que plantean estos 'rosales-melena' es el tamaño que llegan a alcanzar, por lo que manejarlos se hace trabajoso.


Bobbie James (Sunningdale Nursery, 1961) un rambler de gran tamaño: puede llegar a cubrir el tejado de una casa o un árbol de 20 metros. Christopher Lloyd tenía uno en Great Dixter, su jardín, y comentaba que podarlo era 'una tortura'.

 No obstante, hay algunos cultivares en el mercado que alcanzan tamaños mucho más manejables, conocidos como ramblers de pequeño tamaño.

La mejor época para la poda de los ramblers es finales del verano, si son de floración única. Si repiten floración en otoño, en climas suaves se podan antes de invierno. En climas con bajas temperaturas mínimas (zona USDA 7 y menos), es mejor esperar a que pase el riesgo de heladas.

Seguiremos las indicaciones de este vídeo, compartido en Youtube por el usuario galés Glyn Roberts (gracias ;) ). Es un rosal más bien pequeño, por lo que resulta instructivo y visual:



  1. Desatar las ramas de su soporte.
  2. Con paciencia, atamos las nuevas ramas hacia el frente. Estas ramas son las que más van a cargarse de flores la próxima primavera. Han brotado desde la base este año tras la floración, y, por mucho que las quieras atar en el momento en que las vas viendo, siempre quedan 'desordenadas' con respecto al resto.
  3. Cortar desde la base algunas de las ramas que ya han florecido. Serán sustituídas por las ramas nuevas de este año. Y, por supuesto, cortar también toda la madera muerta o débil que encontremos. 
  4. Cortar todos los brotes laterales dejando dos yemas.
  5. Volver a atar los tallos a los soportes.
  6. Doblar los tallos estimula la producción de flores a lo largo de la rama. Esto es gracias a la mejor circulación del ácido Indol Acético, una auxina, algo que ya hemos comentado con anterioridad en relación a los trepadores.
Feliz poda!!!!.


Créditos: La foto de Bobbie James es de Flickr, y, por supuesto, está enlazada desde allí.

"Una rosa es una rosa es una rosa". Gertrude Stein.

lunes, 9 de junio de 2014

Primavera 2014, "donde los ángeles temen pisar".




"For fools rush in where angels fear to tread" (porque los estúpidos se aventuran donde los ángeles temen pisar) es un verso de Alexander Pope que define mi estado de ánimo cuando observo la perfección que la Naturaleza alcanza por sí sola cada nueva primavera,....me da una idea de lo pequeños que somos y de lo vanas que son nuestras pretensiones,... y nuestra eterna arrogancia....





En mi huerta marítima, hay varios hitos anuales: la floración de la primera Camellia marca el inicio del envejecer del año, la floración de la primera Magnolia, incluso anterior a los narcisos, marca la renovación...los Iris son, con diferencia, los más vanidosos con sus complejas flores...y las rosas son fuente de alegría y bienestar.




Vuelta a las citas, "Era el mejor de los tiempos, era el peor de los tiempos, la edad de la sabiduría también de la locura"...Dickens esta vez...la de 2014 es la mejor primavera, es la peor primavera, con un clima oscilante entre la subida al paraíso, y la caída al infierno. No puedo sino estar agradecida por tanto disfrute de los sentidos.





Dentro de unos días, el verano nos traerá momentos de relax, diversión, reencuentros familiares, playa, vacaciones....la huerta marítima se llenará de tomates, judías, berenjenas, pimientos, fruta... y las flores perderán su protagonismo.









"Una rosa es una rosa es una rosa". Gertrude Stein.

viernes, 18 de abril de 2014

Kathryn Morley

Os traigo un excelente ejemplo de la fuerza de los cultivares en sus propias raíces.

Allá por abril de 2008, Cris tuvo la gran amabilidad de enviarme un esqueje ya brotado de Kathryn Morley. En los primeros meses casi lo di por perdido, pues le atacó sin piedad la araña roja, y el acaricida que utilicé acabó por secar un estupendo brote basal. Tras confirmar que estaba muerto, corté todo y decidí sacar el tallo seco pero no pude a pesar de estirar con fuerza, las raíces aún eran fuertes, y como tampoco necesitaba la maceta, la dejé en un rincón resguardado del jardín dedicado a reposo de macetas con bulbos. Casi me olvidé de él cuando pasado un tiempo descubrí que había rebrotado.

A partir de ahí ya todo fue bien, y pasó a tierra en su momento. La primera temporada se afianzó, y a la siguiente le dio por hacer un brote tremendamente vigoroso que me decidió a cuidarlo como pequeño trepador.

Os dejo fotos de hace un mes.

 
 





Un abrazo

Alba


"Una rosa es una rosa es una rosa". Gertrude Stein.

miércoles, 16 de abril de 2014

Mme. Alfred Carrière



Una entrada después de mucho tiempo. Espero que os se útil. En este caso, voy a describir un fantástico rosal de la familia de las Noisettes, llamado Mme. Alfred Carrière.


Haciendo una breve prospección històrica sobre este rosal, cabe decir que fue hibridada en 1879 por Schwartz, de progenitores desconocidos.


Vayamos a los datos que realmente son útiles, aunque la historia de estas rosas también sea interesante. Es una pieza de jardín muy conveniente para quien quiera un rosal trepador de tono claro ( el efecto en la lejanía es el de rosal blanco, si bien de cerca, se pueden distingir, según el estadio evolutivo de la flor, matices amarillos o de color rosáceo).

Entre sus bondades està un follaje muy sano, que no requiere de tratamiento fitosanitario alguno, y una ausencia casi total de espinas, lo que lo hace un rosal conveniente por si tenemos que transitar a su lado.

Lo tengo plantadado en su ubicación desde hace ya un número considerable de años. El rosal no se ha movido, pero su entorno ha sufrido cambios. Estaba justo debajo de una palmera canaria finada por la plaga del picudo rojo, en  una posición incómoda para la mayoría de rosales, pero en la que aún así sobrevevía con dignidad. Fue empezar a debilitarse la palmera y finalmente morir que el rosal empezó a crecer a lo loco, con largas varas verticales de 4 metros de altura. Por tanto, aunque sea un rosal muy sufrido, si el entorno le es propicio se desborda y rebosa vigor.

Aunque es un rosal vigoroso y de tamaño considerable, no es el típico trepador difícil de doblar y trabajar con él. Es flexible, y como he referido, nada espinoso.

En cuanto a podas, no aconsejan tocar demasiado los rosales noisette. Sin embargo, a este rosal no le pasa nada y se le hace un favor si se retira la madera más agotada, que suele ser la que queda más enmarañada y debilitada en el interior del rosal.

En definitiva, es un buen rosal trepador, bonito tanto desde la perspectiva individual de cada flor como en su conjunto, con gran facilidad para reglar flores en practicamente todas la épocas del año en climas suaves





"Una rosa es una rosa es una rosa". Gertrude Stein. 





viernes, 14 de marzo de 2014

Una poda tardía y tratamiento preventivo

A todos nos puede pasar, que una temporada, por circunstancias diversas, la poda de nuestros rosales se hagan fuera del tiempo habitual... Y sin ser bueno, tampoco tiene por que ser peor.

Por un lado, el rosal nos avisa dónde está su mayor fuerza vital con esos hermosísimos brotes llenos de promesas que cada año nos emocionan.

No obstante, creo que no siempre habrá de seguir su sugerencia ¿cuándo puede ocurrir? por ejemplo, cuándo la rama excesivamente larga y plagada de brotes se encuentra en la zona mas exterior del rosal, dado que  se hará tan tupida que entorpecerá la libre circulación del aire y el sol en toda la zona proxima a ella, con el consiguiente favorecimiento a las plagas... entre otras cosas.

Habrá pues, que cortar, con pena si...


Por su puesto, toda rama enferma,  ramas cruzadas o mas finas que un lapiz (cuidado, hablo de ejemplares grandes) como siempre deben ir fuera si o si.

 Incluso antiguos cortes que no han curado apropiadamente...




Me parece muy importante en esta situación defoliar la planta, quitar todas las hojas viejas, las que no se arrancan con facilidad tirando, cortarlas a ras de la nueva yema,


fueron tremendas las sorpresas que me encontre... desde mancha negra ¡hasta roya!

 Insisto en que la limpieza debe ser completa, exaustiva y minuciosa,


 y por descontado, todo ese material retirarlo con mucho cuidado, dejando muy limpio tanto el rosal (cómo se enganchan y se esconden!!) como la tierra.



Una vez bien limpio todo voy a acolchar un poquito, primero meto los dientes y la azada para remover y dar respiro a una tierra bastante agotada, ¡que golosos son!

Con la tierra bien levantada les doy esa comida que me piden a brotes ;-),  voy añadiendo montones de humus de lombriz, y a continuación, mantillo bien curado para mezclar antes de darles un riego bastante profundo.


Y para acabar hoy, comienzo con el tratamiento de prevención de plagas, en esta ocasión lo rocío con acite mineral, también llamado aceite insecticida, es respetuoso con el medio ambiente, y la parafina que contiene se adhiere a la rama de manera que si quedan bichitos, larvas o huevos no pueden transpirar, de tal manera que mueren, como el rosal está avanzado en sus brotes, procuro tocar lo menos posible lo mas tierno.


A los quince días les aplicaré o bien azufre (a los rosales especialmente sensibles al oidio) o cobre (a los demás rosales, pero cuidado con algunos ejemplares antiguos, que a parte de no necesitarlo, les puede estropear las nuevas hojas)

En el caso del cobre no puedo ser mas específica, solo la propia experiencia nos lo va diciendo las debilidades y las fortalezas de nuestros rosales, y por lo tanto, vamos sabiendo cómo actuar, no obstante, destaco que haciendo la poda en su momento (sin a penas brotes), lógicamente el rosal no se resentiría en absoluto.

  "Una rosa es una rosa es una rosa". Gertrude Stein.

martes, 18 de febrero de 2014

Poda tradicional: el estilo francés para híbridos de té, floribundas y miniaturas. Recomendaciones de Meilland-Richardier.

Desde hace tiempo quería comentar  este vídeo oficial de la casa Meilland-Richadier. Los rosales Meilland se cultivan en todo el mundo, y, en concreto en España, son prácticamente los únicos cuya venta está extendida a la mayoría de los grandes centros de jardinería.
He de decir que me gustan más los resultados que ofrece la poda americana al estilo de la ARS. Pero, en esta vida no hay absolutos (in medio, virtus que decía Aristóteles), y esta tarde, mientras podaba híbridos de té, este vídeo me ha venido a la cabeza. Tengo bastantes rosales de Meilland y trabajando sobre ellos,  ha resultado evidente que algunos  se ajustan mejor a este otro tipo de poda, porque no pueden ofrecer más como arbustos. En especial, algunos híbridos de té (no todos).


El vídeo es muy gráfico, pero resumo para quienes no entienden francés [entre corchetes escribo mis impresiones]. 
Este método sirve para los rosales de macizo de grandes flores y de flores en ramillete [es decir, híbridos de té, grandifloras y floribundas]. Lo primero que hace es la parte de limpieza: retirar ramas muertas, débiles, cruzadas.  A continuación, entra de lleno en la poda, corta en madera nueva que crece sobre la poda del año precedente [es muy fácil entenderlo si se observa el minuto 0:52, se ven los sucesivos puntos de corte de los años anteriores, es escalonar los cortes]. Se busca una yema orientada hacia fuera y se corta al sesgo a un centímetro de distancia de dicha yema, en sentido contrario al del crecimiento de la yema [lógico, para que no acumule humedad sobre la yema]. Incide en que se debe dejar aireado el centro del arbusto.
A continuación explica como podar un rosal miniatura, en este caso, injertado en pie alto. La poda ha de ser todavía más corta, siguiendo las mismas indicaciones. En primer lugar, poda de limpieza. En segundo lugar, elegir yemas orientadas hacia fuera [deja las ramas casi al límite del injerto]. También recomienda hacer durante la temporada otra pre-poda en el momento en el que retiramos las flores pasadas. Fin.

Esta forma tradicional de poda no puede ser más sencilla. De hecho, se tarda mucho menos tiempo que en el método de la ARS, porque podas muy abajo, digamos que la tijera se mete con alegría y sin complejos..... Como contrapartida a esta sencillez, las floraciones son mucho menos espectaculares: cuantas más ramas se poden, menos ramas para florecer. ¿Qué es mejor?...creo que no hay absolutos, hay rosales que van a demandar este tipo de podas, y hay rosales que van a languidecer hasta morir si se les aplica esta poda. Sólo queda adaptarse a cada arbusto a la hora de podar, es decir, aplicar la máxima de Peter Beales que tanto me gusta: un 90% de sentido común y un 10% de habilidad. 



"Una rosa es una rosa es una rosa". Gertrude Stein.

miércoles, 12 de febrero de 2014

Janet: historia de una metamorfosis no-kafkiana.



 Jajaja, vale, admito que el título es pretencioso ;), pero no he podido evitar la licencia literaria....Janet (Austin, 2003) llegó a mi huerta marítima hace años, siete en concreto. En esa etapa, estaba muy condicionada por los grandes florones de Austin, llenos de pétalos y multitonos. La planté en una de las esquinas de un arriate, pero jamás se desarrolló como arbusto...florecía, eso sí, pero no en abundancia.  Está claro que no era la orientación correcta, me di cuenta al observar qué tipo de rosal era fuera de la definición del catálogo.

Así que, sin tirar la toalla, Janet consiguió su segunda oportunidad, en una orientación protegida y apoyada en un muro. El cambio ha sido brutal.



El arbusto comenzó a crecer, muy ramificado, y pegado al muro, se notaba su tendencia trepadora. Pero, lo mejor de Janet es su capacidad para florecer continuamente. Cuando digo continuamente, es continuamente, una flor tras otra. Es un pequeño trepador cargado de flores enormes y con aroma de intensidad media, a té, muy agradable. 


Cualquiera puede darse cuenta de que esta capacidad para la floración la hereda de algún ancestro de té. Las ramas, las hojas,...todo recuerda a un rosal de té, necesita calor, pero no mucho y le molestan las ubicaciones donde se pueda resfriar. Austin describe Janet como 'parecido' a un híbrido de té. Curiosa (y comercial) definición, porque está  lejos de ser un híbrido de té en cuanto a necesidades y comportamiento. Si dijera la verdad, prácticamente nadie se animaría a comprarla.
Janet nunca dejará el catálogo de Austin--es demasiado tentadora-- pero jamás va a ser una de sus rosas archipopulares, porque no es fácil tener éxito con su cultivo.


"Una rosa es una rosa es una rosa". Gertrude Stein.

Troposfera.org || Portal de Calidad del Aire

Inspiración jardinera

"No hay dos jardines iguales. No hay dos días iguales en el mismo jardín."

Hugh Johnson

Ojo científico

Inspiración jardinera

"Debido a que el aroma de las flores es mucho más suave en el aire (donde va y viene, como la cadencia de la música), que en la mano, nada resulta más placentero que conocer cuáles son las plantas que mejor perfuman el aire. Las rosas, damascenas y rojas, son las que emiten aroma de manera más rápida...."

De Jardines, escrito por Francis Bacon en 1625.

---Muchas gracias por visitarnos, y disfrutar con nosotros de Días de rosas  © 2008-2012

Volver hacia ARRIBA