Si has llegado hasta aquí...

...es probable que estés buscando información sobre una plaga o enfermedad de tus rosales. Recuerda que es responsabilidad de tod@s el uso sostenible de los tratamientos fitosanitarios: la utilización de insecticidas, fungicidas, acaricidas, etc. ha de ser puntual, proporcionada y justificada, minimizando los efectos negativos sobre los humanos y la fauna terrestre y acuática.

miércoles, 4 de febrero de 2009

Combinar rosales: las dalias



Las dalias son unas bulbosas realmente fantásticas y versátiles en el jardín. Las hay de todos los colores, formas de flor y tamaño.

Investigando en Wikipedia, he encontrado que su historia es fascinante. ¿Había alguna flor bonita que Josefina no cultivara en La Malmaison?, su entusiasmo por la jardinería y su afán coleccionista nos ha hecho un gran favor a las generaciones posteriores:

Fue descrita por primera vez por el botánico y médico español Francisco Hernández de Toledo que había llegado a México para estudiar su flora y su fauna. Pero hasta 1780 no llegó la planta a Europa; fue cuando el naturalista español Antonio José Cavanilles, siendo director del Real Jardín Botánico de Madrid quiso mejorar su aspecto y sus instalaciones, para lo que mandó traer bastantes semillas, Cavanilles la cultivó y logró una variedad que nombró dalia variabilis, en honor del botánico sueco Anders Dahl. En el año 1804, el naturalista y explorador alemán Alexander von Humboldt envió otras tantas semillas a Berlín. Se sabe que la reina de Francia Josefina era una entusiasta de esta flor y en su jardín del palacio de Malmaison, en el departamento Altos del Sena (Isla de Francia) cerca de París tenía una preciosa colección con distintos ejemplares. A Inglaterra no llegó la dalia hasta después de las guerras napoleónicas. La afición por esta flor fue en aumento y en 1820 ya había disponibles más de 100 variedades y en 1840, más de 2.000.

Fuente: Wikipedia




Para el tema que nos ocupa, el de combinarlas en un arriate mixto con nuestras rosas, caben dos opciones:

1-Elegir cultivares de flor grande y crecimiento alto. Deberemos proporcionarles un soporte correcto. Unas cañas de bambú en forma de pirámide dan un estilo rústico precioso. Se cultivan a modo de ejemplares únicos.

2-Elegir cultivares de flor más bien pequeña, y crecimiento bajo. Nos sirven, por ejemplo, para poner en la parte delantera del arriate, a modo de bordura o pequeños grupos.



Hay que vigilar de cerca los pulgones, en especial los de color negro. Y el oídio. Pero si damos tratamiento a nuestras rosas, y las dalias están plantadas cerca, con extender a ellas esos tratamientos, seguro que permanecen hermosas durante muchos meses.



Puedo dar fe directa de lo bien que combinan rosales y dalias, con necesidades similares en cuanto a abonado y riego. Espero que tod@s hagáis la prueba, merece la pena.

"Por el amor de una rosa, el jardinero es servidor de mil espinas".

Proverbio turco.

9 comentarios:

iolanda 4 de febrero de 2009, 9:56  

Gracias Hawaii!!
el que hayas puesto una parte de la historia, me ha llevado al botánico, dónde este año pasado estuve y fotografié unas cuantas, doy fe que eran impresionantes, en cuanto tenga un ratito pongo un par de fotos o enlace para que se aprecien... vale la pena.
este año me hago con algunos bulbos... o plantas jeje

bicos,

Josep 4 de febrero de 2009, 13:29  

Me cuesta mucho cultivar dalias en mi jardín que más o menos es de secano. Pero eso no quita que me gusten, especialmente las que son de estilo pompón.
Gracias por la entrada. Saludos!

Hawai 4 de febrero de 2009, 13:30  

Sí, ¿verdad que la historia es curiosa?. Desde siempre me han encantado las dalias, sobre todo las llamadas dalias decorativas. Son buenas compañeras en los arriates, haya o no rosales.

Bicos!!!.

Hawai 4 de febrero de 2009, 13:32  

Josep, me he cruzado contigo. Si las pones al mismo nivel de riego que los rosales, se desarrollarán bien. Lo único,vigílalas durante su desarrollo inicial, en primavera, por si ves que necesiten un refuerzo de riego.

Las de pompón también me encantan. Y las de flor de cactus.

Petonets!!!.

Ana. 4 de febrero de 2009, 16:46  

Hombreee, hoy puedo meter baza!
Aprovecho que habláis de dalias para preguntar... ¿se pueden cultivar en maceta y a pleno sol todo el día? Me encantan las de pompón! ;)

Hawai 4 de febrero de 2009, 18:03  

Hola, Anita!!!.

Sí, hay dalias ideales para maceta y macetón, pero creo que sólo las encontrarás a la venta en webs especializadas en bulbosas o en las de jardinería especial. Aunque imagino que te dará igual comprar en un sitio que en otro, si no las tienes ahí mismo disponibles.

De pompón tuve una preciosa, que era bajita y con pompones pequeñitos. Era de color lila. Se perdió en mitad de una obra. Estoy segura de que hubiera servido para maceta.

Hay que tener cuidado, porque otras que se llaman de bola, son similares a las de pompón en la forma, pero hacen una mata enorme, de dos metros. Ésas, para maceta, no sirven.

No se te estropeará por el pleno sol, todo lo contrario. A la sombra florecen mucho menos.

Pocas plantas conozco tan agradecidas y fáciles como las dalias.

Besos!!!.

Besos!!!!.

Monica 4 de febrero de 2009, 20:39  

Mis padres las tienen naturalizadas en su finca junto a los rosales; salen año tras año. Están a pleno sol y florecen durante todo el verano...Son realmente preciosas y dan mucha vida a los arriates.

Ana. 4 de febrero de 2009, 21:09  

Gracias Hawai, miraré a ver si las encentro por aquí, y si no, esperaré a que acaben las obras a mi alrededor para buscarlas por ahí.

Hawai 5 de febrero de 2009, 13:10  

De nada, Ana.

Mónica, has incidido en un punto muy interesante: la capacidad para naturalizarse de las dalias. Eso implica menos trabajo en el jardín, al no tener que replantar y retocar año tras año.

Creo que habrá que volver sobre este tema de las dalias, da mucho de sí. Quizás no las valoramos todo lo que merecen.

Besos para las dos!!!.

Inspiración jardinera

"No hay dos jardines iguales. No hay dos días iguales en el mismo jardín."

Hugh Johnson

Ojo científico

Inspiración jardinera

"Debido a que el aroma de las flores es mucho más suave en el aire (donde va y viene, como la cadencia de la música), que en la mano, nada resulta más placentero que conocer cuáles son las plantas que mejor perfuman el aire. Las rosas, damascenas y rojas, son las que emiten aroma de manera más rápida...."

De Jardines, escrito por Francis Bacon en 1625.

---Muchas gracias por visitarnos, y disfrutar con nosotros de Días de rosas  © 2008-2015

Volver hacia ARRIBA