Si has llegado hasta aquí...

...es probable que estés buscando información sobre una plaga o enfermedad de tus rosales. Recuerda que es responsabilidad de tod@s el uso sostenible de los tratamientos fitosanitarios: la utilización de insecticidas, fungicidas, acaricidas, etc. ha de ser puntual, proporcionada y justificada, minimizando los efectos negativos sobre los humanos y la fauna terrestre y acuática.

martes, 5 de mayo de 2009

Recuerdo de Felio Camprubí



Mi sorpresa al ver en plena floración este rosal ha sido mayúscula. ¿Cómo alguien se ha podido olvidar de una rosa tan llamativa ?



Es, a priori, un híbrido de té, obtenido por Cipriano Camprubí Nadal en el año 1931, fruto del cruce entre el Híbrido Perpetuo Hugh Dickson y la pernetiana Souvenir de Claudius Pernet .



Friera describe Recuerdo de Felio Camprubí del siguiente modo, más o menos acertado, teniendo en cuenta que su colorido resulta complicado de verbalizar:

Color rojo mezclado de rosa, con el reverso de los pétalos amarillo sombreado de rojo. Perfume agradable y muy pronunciado. Medalla de oro en Saverne, 1931




La rosa es de buen tamaño y se compone de grandes pétalos, aunque no muy numerosos, pero dispuestos de una forma muy bella. En un primer estadio de la floración parece una flor mucho más llena de lo que realmente y finalmente abre prácticamente semidoble pero con forma de cáliz, resistiendo todo tipo de contingencias meteorológicas. El perfume es fuerte y pronunciado, a mí me ha recordado al del clavo.

En relación con el nombre del rosal, hay que esbozar a grandes rasgos la historia de la familia Camprubí. El fundador del vivero de rosas de Cornellà de Llobregat, Cipriano Camprubí Nadal, nació en la localidad vecina de Hospitalet de Llobregat. Sus padres, Felio y Magdalena, se dedicaban al viverismo, pero en el ámbito de la planta en general. Por tanto, con esta rosa, Cipriano Camprubí quiso recordar a su padre.



Ni que decir tiene que la época de los años 20 y 30 del siglo XX fue la de mayor reconocimiento para estos rosalistas del Baix Llobregat. Cipriano Camprubí, con esta primera medalla por el Recuerdo de Felio Camprubí, inaugura la colecta de medallas de oro internacionales para su firma.


"No hay nada más difícil para un pintor en verdad creativo que pintar una rosa, porque debe olvidar todas las que antes fueron pintadas".
Henri Matisse.

9 comentarios:

iolanda 5 de mayo de 2009, 9:23  

Es preciosa!
Tiene un modo de abrir realmente espectacular, bajo mi punto de vista.
Los colores muy contrastados, yo no llego a percibir ni siquiera a intuir el rojo que describe Friera, pero las vetas de rosa intenso lo pudiera hacer pensar.
¿fue ésta la primera de sus hibridaciones??
gracias!
saluditos,

Hawai 5 de mayo de 2009, 9:51  

Gracias, Josep :).

Yo tampoco veo el rojo, así que, creo que Friera no supo describirla bien del todo. Diría que es una mezcla de rosas y amarillos.

Christopher Marlowe tiene la forma del corazón de Felio. Es lo primero que pensé cuando la vi. Tiene los pétalos nacarados.

Bicos.

Josep 5 de mayo de 2009, 14:25  

Yoli,no sé si será la más antigua de las rosas de Camprubí, pero es la primera de la cual se tiene constancia según Friera.

De Dot sí que hay constancia de rosas más antiguas, hay una de 1924, Margarita Riera, premiada en Bagatelle de la cual parece ser que no queda ni rastro.

Ahora que pienso, quizás el rojo aparece en el capullo cuando está cerrado. Lo cierto es que no me he fijado. Saludos Hawai!

Elionor 6 de mayo de 2009, 11:43  

Ya pensaba que estaba daltónica... por lo del rojo, digo ;-) Sí que puede ser en el capullo, otras rosas lo muestran justo cuando empiezan a abrirse y luego se desvanece.

Tiene una forma muy, muy bonita.

Hawai 6 de mayo de 2009, 16:05  

Yo no le he visto rojo ni siquiera en el capullo, Elionor, Josep... pero tened en cuenta que aquí está haciendo mucho calor, y eso favorece que los colores sean más claros.

Para mí que lo del rojo es una excentricidad de Friera je je je.

Bicos.

Josep 6 de mayo de 2009, 20:07  

Quizás sea un rojo como el de Toresky rojo ( en realidad, Natividad Giralt). Ya se sabe, para gustos, colores :).

Elionor, no te suena un poco raro el nombre de Felio? No sería en realidad Feliu Camprubí ?

Saludos!

Elionor 6 de mayo de 2009, 23:01  

Me suena rarísimo, Josep, no lo había oído nunca. Probablemente fuera Feliu, pero en aquella época ya se sabe... También Cipriano tiene toda la pinta de ser Cebrià en realidad.

Hawai 7 de mayo de 2009, 9:16  

Acabo de mirar en Google, y parece que existe el nombre de Felio. Es curioso, porque salen varios escritores (artículos, libros) bajo ese nombre de pila. Hay uno que se llama Felio Martorell, que debe ser, o catalán, o de origen catalán.
Quizás sea un nombre derivado de Ofelio, quién sabe. Muy peculiar, en todo caso.

:)))

Bicos!!!.

Josep 7 de mayo de 2009, 12:48  

Hola Elionor :). Con esto de los nombres catalanes hay bastante coña, incluso en el libro de rosas de Friera. Por ejemplo, el rosal Mari Dot se creía la gente que se lo dedicaba Pere Dot a una tal María de su familia, pero no es así, ya que a quien iba dedicado era a su hijo Marí (Marino Dot).

Haw, qué buen rosal es Ofelia (no viene demasiado al caso, jejeje) y ahora no soy capaz de encontrarlo en ninguna parte. Antes lo solía ver en bastantes sitios ( variante trepadora), pero ha desaparecido por completo.

Saludos!

Inspiración jardinera

"No hay dos jardines iguales. No hay dos días iguales en el mismo jardín."

Hugh Johnson

Ojo científico

Inspiración jardinera

"Debido a que el aroma de las flores es mucho más suave en el aire (donde va y viene, como la cadencia de la música), que en la mano, nada resulta más placentero que conocer cuáles son las plantas que mejor perfuman el aire. Las rosas, damascenas y rojas, son las que emiten aroma de manera más rápida...."

De Jardines, escrito por Francis Bacon en 1625.

---Muchas gracias por visitarnos, y disfrutar con nosotros de Días de rosas  © 2008-2015

Volver hacia ARRIBA