Si has llegado hasta aquí...

...es probable que estés buscando información sobre una plaga o enfermedad de tus rosales. Recuerda que es responsabilidad de tod@s el uso sostenible de los tratamientos fitosanitarios: la utilización de insecticidas, fungicidas, acaricidas, etc. ha de ser puntual, proporcionada y justificada, minimizando los efectos negativos sobre los humanos y la fauna terrestre y acuática.

martes, 9 de diciembre de 2008

Rosales en invierno (III): para qué sirve la poda; breves indicaciones generales


Golden Celebration es un rosal arbustivo moderno, incluído en el grupo Leander de los rosales ingleses de David Austin. Apenas necesita poda en sus primeros años, pero sí en sucesivos. Si somos cuidadosos, puede presentar docenas de capullos preparados para abrirse en primavera. Son flores de enorme tamaño (unos 15 cm de diámetro) e intenso aroma, muy llenas de pétalos.



El tema de la poda del rosal es sin duda el más controvertido entre aficionados y profesionales. No soy partidaria del drama, así que veo la poda más como un medio para conseguir una finalidad, que como una tarea sólo apta para iniciados. Es lógica la necesidad de adquirir unas pequeñas destrezas técnicas. Pero no es menos lógico pensar que sólo la experiencia y el conocimiento de nuestro clima nos harán a la larga verdaderos expertos para podar nuestros rosales.

Un rosal no va a morir, cuando menos sería muy raro, si lo podamos mal. No hay que tenerle miedo a las tijeras. Pero sí es cierto que podemos optimizar su rendimiento en el jardín, o en la maceta, con una poda adecuada. Para ello, lo más importante es conocer el tipo de rosal que tenemos, y ajustar la técnica de poda a cada caso y finalidad concretos.

El principal objetivo de la poda es doble:

-Conseguir arbustos bien formados.

-Mantener jóvenes los arbustos, ya que las ramas más viejas dan menos flores.


Rosal Pat Austin preparando su despliegue primaveral. Es un rosal muy fácil de podar. Su forma natural es armoniosa, y sólo fijándonos un poco, sabemos por dónde cortar.

Unas indicaciones genéricas, aptas para cualquier tipo de poda del que se trate, serían:

-Quitar siempre la madera seca. Se debe hacer en cualquier época, tan pronto la veamos.

-Retirar las ramas que observemos improductivas. Son madera vieja, fácilmente reconocible si nos fijamos con detenimiento. Suelen quedarse sin desarrollo en el año anterior. Es decir, al podar la temporada previa, no brotan con la facilidad acostumbrada y apenas nos dan flores.

-Cortar siempre por encima de una yema que mire hacia fuera.

-Cortar siempre las ramas cruzadas en el centro.

-Cortar siempre las ramas demasiado delgadas. Con demasiado delgadas, me refiero a ramas que se notan debiluchas y sin desarrollo en comparación al resto. Obviamente, lo que es demasiado delgado en un híbrido de té de última generación, no lo es en una polyantha.


"La rosa roja susurra pasión, y la rosa blanca respira amor; oh, la rosa roja es un halcón, y la rosa blanca es una paloma".

John Boyle O’Reilly.

7 comentarios:

Ana María 10 de diciembre de 2008, 16:13  

Hola!

Gracias por el artículo, siempre viene bien recordar las pautas de la poda :)

Besos :)

iolanda 10 de diciembre de 2008, 16:55  

Gracias Hawaii, una información de lo mas completita, lo de la yema que mire hacia fuera te refieres a una yema "latente" mire hacia fuera me tiene despistada...
saluditos,

Nemorino 10 de diciembre de 2008, 19:58  

Cuando veo esas fotos de rosales Austins sé que en tu linaje corre sangre de meiga ;), qué pedúnculos más erectos!

A reveure.

Hawai 11 de diciembre de 2008, 12:31  

Ana María, Iolanda, de nada. Gracias por leer!!!.

Iolanda, en el vídeo, Beverly explica y señala las yemas latentes que salen hacia fuera.

Nemorino, sé que las fotos no son las que más gustan, ya que la gente prefiere ver todas las flores abiertas. Sin embargo, te prometo que es el momento que más disfruto, todos esos capullos por abrir. El tema pedúnculos, en mi opinión, está relacionado con poda correcta más abonado correcto. Sólo sigo las pautas que da el mismo Austin, y son cuatro cosas de nada, pero hay que seguirlas de forma estricta. Los Austin son tan agradecidos!!!!.

Saluditos para tod@s.

iolanda 11 de diciembre de 2008, 15:35  

A mi también enamora la vista del rosal cuando ya algunas están abiertas pero muuchas aún son una promesa, un punto de color.
ainss, ¡ojalá algún día consiga un arbusto austin así de bello!
saluditos,

Nemorino 14 de enero de 2009, 1:26  

Un rosal arbustivo lleno de capullos es precioso.

En la última rosa de mi 'Jubilee Celebration' vi que tenía un pedúnculo grueso y tieso, no me lo podía creer. Pero, acabó haciéndome reverencias.

Estoy seguro que si tuviera este rosal en tierra con agua suficiente, como si fuera una hortensia, y bien abonada sería la hostia.

Bicos.

A reveure.

Antonia Toscano 16 de mayo de 2010, 14:54  

"Siempre queda algo de aroma en la mano que da rosas"

Inspiración jardinera

"No hay dos jardines iguales. No hay dos días iguales en el mismo jardín."

Hugh Johnson

Ojo científico

Inspiración jardinera

"Debido a que el aroma de las flores es mucho más suave en el aire (donde va y viene, como la cadencia de la música), que en la mano, nada resulta más placentero que conocer cuáles son las plantas que mejor perfuman el aire. Las rosas, damascenas y rojas, son las que emiten aroma de manera más rápida...."

De Jardines, escrito por Francis Bacon en 1625.

---Muchas gracias por visitarnos, y disfrutar con nosotros de Días de rosas  © 2008-2015

Volver hacia ARRIBA