Si has llegado hasta aquí...

...es probable que estés buscando información sobre una plaga o enfermedad de tus rosales. Recuerda que es responsabilidad de tod@s el uso sostenible de los tratamientos fitosanitarios: la utilización de insecticidas, fungicidas, acaricidas, etc. ha de ser puntual, proporcionada y justificada, minimizando los efectos negativos sobre los humanos y la fauna terrestre y acuática.

sábado, 29 de mayo de 2010

Joseph's Coat





Fue creado en 1964 por David L. Armstrong y Herbert C. Swim, en Estados Unidos.


Es un rosal mutante, herencia directa de uno de sus progenitores, Circus (de Swim, aunque el de Kordes tiene el mismo caráter y colores). De su otro progenitor, Buccaneer mantiene el tono inicial amarillo vivo, y su aspecto final desgarbado.






Las referencias de HMF en cuanto a su repetición afortunadamente no se cumplen en mi ejemplar. Con un despunte regular florece de forma constante desde el inicio de la temporada hasta casi el momento de podar. Nos acompaña su perfume frutal especialmente en las horas de sol más intenso.





Nace de color rojo, y al abrir muestra el centro amarillo y naranja, después evoluciona hacia el rosa claro, que oscurece (en exterior, por el calor) hasta el fucsia. En interior mantiene el tono tenue del rosa.


Es de porte arbustivo, ramifica muchísimo con tallos delgados pero firmes, es perfecto para una zona que se desee ocultar, pues tiene infinidad de pequeñas espinas.



Fue de los primeros en llegar a mi rosaleda, y es uno de mis favoritos. No sólo por su generosidad tras los cuidados, sino porque la mutación de sus tonos sintonizan muy bien con mi personalidad aérea. A pesar de cambiar de color constantemente responde a un patrón fijo, así pues su aparente inestabilidad no es más que eso, apariencia.








10 comentarios:

iolanda 30 de mayo de 2010, 17:33  

Hola alba!
gracias por la entrada, yo pensaba que el color de las flores evolucionan al sol justamente al revés, es decir, palideciendo, aclarándose, pero veo que por alguna razón que se me escapa ¡es justo al contrario! me parece precioso ese cambio.
Si mal no recuerdo, al mutabilis parece ser que le ocurre lo mismo ¿no?

Besos,

Josep 31 de mayo de 2010, 7:12  

Hola Alba,
gracias por la entrada, me alegra muchísimo leerte y ver de nuevo tus fotos. No sé si recuerdo mal, pero puede ser que este rosal provenga de Elke Embo? Es muy bonito, yo siempre leí que era delicadillo en cuanto a hongos.

Iolanda, que yo recuerde, mutabilis empieza amarillo, se vuelve albaricoque y termina rosa, aunque los capullos cerrados son de color rosa.


Saludos!

Hawai 31 de mayo de 2010, 13:31  

Muchas gracias, Alba :-).


A pesar de no cultivarlo, le tengo mucho cariño a Joseph's Coat, por ser uno de los primeros rosales mutantes sobre el que leí.

Me llama siempre la atención las diferencias de criterios en cuanto a resistencia a enfermedades y reflorecencia, según quien cultive. No sé si todo es climático, o si también deberíamos buscar factores genéticos en las distintas plantas madre.

Bicos ;).

Alba 1 de junio de 2010, 1:06  

Muchas gracias a vosotros :-)

Iolanda, cuando digo que es mutante me refiero a que cambia su tonalidad conforme madura, no sé si tiene algún parentesco con la rosa mutabilis.

Josep, portentosa memoria ;-). Sí, es de Elke Embo, tuve la suerte de que me la descubriérais justo la última temporada que mantuvo las ventas. Éste y Leander son suyos, y los primeros en llegar a la rosaleda.

Hawai, (i Josep), a mi cultivar no le afectan los hongos apenas simplemente porque para mí no son problema. Mi clima es bastante seco, salvo estos meses pasados. Ahora tiene algo de roya, y quizá algo de mancha negra, pero es en las zonas donde no respira bien.

Respecto a la reflorecencia diría que es climático, y también cuestión de atenciones. Hace dos temporadas floreció de forma continua (yo podía estar pendiente de él a diario). El año pasado podía pasarme a veces cada 15 días a despuntar: repitió muy poco. Este año que puedo estar un poco más pendiente se nota diferencia.

Un abrazo

Nemorino 3 de junio de 2010, 10:56  

Què tal Alba?!

Es fantástico que no te dé problemas con los hongos porque anda que no tiene mala fama en este aspecto.

Otro rosal con un comportamiento similar cromático es el rosal 'Masquerade' tanto arbusto como trepador.

A reveure.

Alba 3 de junio de 2010, 15:40  

Nemorino, gràcies per pasar-te.

No me da problemas de hongos imagino porque aquí pocos hongos sobreviven, aunque lo intenten. Aunque vivo cerca de un "río", la humedad ambiental es bastante baja.

Ciao

Nemorino 3 de junio de 2010, 19:43  

Por favor, las gracias a ti por empezar tan bien con esta entrada.

Si no recuerdo mal, también eres mediterránea, entonces, ¿no tienes ni oídio? ¿Mantienes las raíces húmedas o secas?

A reveure.

Alba 4 de junio de 2010, 0:49  

Digamos que los hongos son casi anecdóticos. Estoy en el interior, brisa y humedad, pero tampoco tengo el mar al lado.

Tengo algo de oidio en algunas ramas que ventilan poco, pero a Joseph's coat nunca le he visto. Sólo alguna hoja con mancha negra o roya, y muy raramente.

La roya vino, maldita sea, con un trepador infectadísimo, aunque lo defolié de inmediato las esporas permanecieron, nunca antes había tenido por aquí.

El único y máxima colonia de todo tipo de hongos es Mme. Isaac Pereire, por lo demás tristemente famoso por su mala salud. Lo tengo en un rincón y dejado por imposible, a pesar de lo cual florece estupendamente.

Las raíces las mantengo húmedas, pero con niveles variables, tenemos riego por goteo.

Saludos

Josep 6 de junio de 2010, 16:31  

Hablando de hongos, este año, entre la humedad y la falta de tiempo para tratar, ha sido perfecto para testar la resistencia de muchos rosales sin fumigar.

Alba, creo que haces bien en no obsesionarte demasiado por los hongos. Si no son rosales excesivamente delicados, se afean pero no se resienten excesivamente en cuanto al vigor.

Saludos!!

Nemorino 7 de junio de 2010, 19:38  

Gracias a los dos por las respuestas.

Tenía curiosidad sobre la relación humedad-hongos/sequedad-hongos tanto en ambiente como en suelo.

A reveure.

Inspiración jardinera

"No hay dos jardines iguales. No hay dos días iguales en el mismo jardín."

Hugh Johnson

Ojo científico

Inspiración jardinera

"Debido a que el aroma de las flores es mucho más suave en el aire (donde va y viene, como la cadencia de la música), que en la mano, nada resulta más placentero que conocer cuáles son las plantas que mejor perfuman el aire. Las rosas, damascenas y rojas, son las que emiten aroma de manera más rápida...."

De Jardines, escrito por Francis Bacon en 1625.

---Muchas gracias por visitarnos, y disfrutar con nosotros de Días de rosas  © 2008-2015

Volver hacia ARRIBA