Si has llegado hasta aquí...

...es probable que estés buscando información sobre una plaga o enfermedad de tus rosales. Recuerda que es responsabilidad de tod@s el uso sostenible de los tratamientos fitosanitarios: la utilización de insecticidas, fungicidas, acaricidas, etc. ha de ser puntual, proporcionada y justificada, minimizando los efectos negativos sobre los humanos y la fauna terrestre y acuática.

lunes, 28 de septiembre de 2009

Grandes roser@s, la vida de Gertrude Jekyll (II): juventud y formación.



La joven Gertrude Jekyll.

Viene de:La vida de Gertrude Jekyll, primera parte

En 1861, a la edad de 18 años, Gertrude Jekyll dejó Bramley House para iniciar sus estudios de Arte en la South Kensington School of Art de Londres.


El Fighting Temeraire llevado por última vez a puerto para ser desguazado (acuarela, 1883) de J. M. W. Turner (1775-1851).

En Kensington estudió Teoría del Color, Botánica, Anatomía y Óptica. Esto le permitió profundizar en su talento pictórico. Le gustaba copiar las obras de Turner en la National Gallery, para aprender de sus armonías coloristas y su uso de la luz.

La Revolución Industrial había arrastrado consigo un profundo cambio en la sociedad inglesa.

Las humeantes fábricas se alimentaban a base de carbón, y comenzaron a formar parte de un nuevo paisaje: el suburbio industrial urbano. Miles de personas abandonaron el campo. Acudían a las ciudades, que aglomeraban a los obreros en barrios sin los servicios más elementales.


La fábrica de hilatura de algodón McConnel, en el barrio de Ancoats, Manchester, en el año 1820. Manchester fue el gran eje de la Revolución Industrial, ya que el algodón hilado iba a todas las fábricas de tejidos de los alrededores. En 1835 era la mayor ciudad industrial del mundo.

Niños y mujeres trabajaban en condiciones más precarias aún que los hombres. La pobreza y el hacinamiento dieron lugar a problemas de salud y seguridad pública.
Dickens relata este contexto social con brillante maestría en muchas de sus novelas.

Así, surge el llamado Movimiento de las Artes y Oficios. El impulsor intelectual fue John Ruskin (1819-1900), como también lo fue del Prerrafaelismo. Pero alcanzó entidad como movimiento cuando William Morris (1834-1896), funda una compañía artesana en Lion Square, Morris & Co.


William Morris retratado por Frederic Watts en 1870

Morris proponía una vuelta a la valoración de los objetos artesanos, hechos de principio a fin por la misma persona (en contraposición a la división del trabajo en las fábricas). Él mismo fue polifacético: diseñador, pintor, escritor. Sus diseños, así mismo, abarcaban diversos ámbitos: vidrieras, libros, caligrafía, muebles y decoración de interiores, tapices, textiles, papeles pintados, etc..

En definitiva, era un concepto de unidad en el arte, con bastantes tintes ascéticos (Cristinanismo Social). Rechazaba la baja estética de los objetos industriales, y propone el trabajo artesano bien hecho. Además, la Arquitectura debe ser el arte central, en torno a la que giren el resto.

Los objetos del Movimiento de Artes y Oficios, paradójicamente, resultaron accesibles a muy pocos compradores, ya que los precios eran elevados. Pero, quizás, sin su existencia, puede que muchos de los oficios artesanos tradicionales hubieran desaparecido por completo, en la Inglaterra victoriana, sumergida en la plenitud de la Revolución Industrial.

Miss Jekyll, siguiendo a Morris, quien ejerció una fuerte influencia en su pensamiento, además de los conocimientos que adquirió en la South Kensington School of Art, cultivó otras facetas del arte y la artesanía: bordados, tapices, tallas en madera, trabajos con metal, fotografía (unos años más adelante).

Completó su formación con viajes a Grecia, Italia, Suiza y el Norte de África. Su grupo de amigos formaba parte de la intelectualidad de la época. El mismo Morris, Brabazon, Watts. También formaba parte de este círculo su hermano menor Herbert Jekyll, que era ingeniero militar y fue cofundador del mítico The Bach Choir en 1875. No es difícil entender que los conciertos, exposiciones y demás actividades artísticas fueran la tónica habitual de entretenimiento de estos amigos.

En 1868, la familia Jekyll se muda de Bramley a Wargrave, en Berkshire. Por vez primera, a pesar de todas sus vinculaciones artísticas, comienza a centrarse exclusivamente en la jardinería. Define así su proceso de aprendizaje jardinero:

Nadie debería sentirse desanimado por el pensamiento de cuánto hay que aprender. Mirando hacia atrás, en mis treinta años en la jardinería (la parte más temprana en una ignorancia que de poca ayuda servía), no recuerdo ningún momento que no estuviera lleno de alegría y estímulo. Porque los primeros pasos, son pasos en un maravilloso Terreno Desconocido, los primeros éxitos son las victorias más felices, por ser poco esperadas, y con el mayor conocimiento, viene la apertura de miras, y el sentimiento reconfortante de ganar en sentido crítico. Cada nuevo paso se convierte en uno más seguro, y cada nueva apreciación es más firme, hasta que, poco a poco, llega el poder de la combinación inteligente, lo más cercano que conocemos a la todopoderosa fuerza de la creación.


Para finalizar con una apreciación que es una excelente definición de la jardinería:

Y el jardín es un gran maestro. Enseña paciencia y observación detallada; enseña laboriosidad y frugalidad; por encima de todo, enseña confianza absoluta.



Cómo Miss Jekyll pasa a ser una afamada y respetada paisajista en el seno del Movimiento de Artes y Oficios, en el próximo capítulo ;).

Créditos: Gertrude Jekyll era una escritora clara, amena y eficaz. Cualquier defecto en sus textos ha de deberse a mí, inexperta traductora de los mismos.




"Una rosa es una rosa es una rosa".
Gertrude Stein.

12 comentarios:

iolanda 28 de septiembre de 2009, 10:41  

Que vida mas enriquecedora!
si algo me da envidia es las compañías y veladas interesantes que debieron vivir en plena transformación social y de valores...
me ha encantado Hawaii, gracias
besitos,

Gema 28 de septiembre de 2009, 14:24  

Me encantan estas noticias sobre la biografía de Gertrude Jekyll ya que es una de mis paisajistas favoritas, me gusta mucho la luz y el colorido de todas sus composiciones. Este año cuando estuve visitando los jardines de Londres quise hacer una visita particular a uno de sus jardines y la verdad es que me gustaron muchísimo.

Muchas gracias Hawaii por el trabajo de traducción y si quieres alguna foto del jardín que visité no tienes más que pedírmelas por mail.

Un cordial saludo

Maruxa 28 de septiembre de 2009, 14:43  

Hoy el café es de clombia, es agradable el sabor, lo disfruté doblemente con tu reportaje.
Gracias
UN beso, Maruxa.

Ana María 28 de septiembre de 2009, 21:17  

Hola!

Muchas gracias por la entrada :)

Me ha encantado leer y recordar la Revolución Industrial, ahora me toca buscar cuadros y demás que creó Gertrude Jekyll, que no sé nada de ella en esa faceta :)

Besos :)

Fuentes 29 de septiembre de 2009, 10:31  

Hola, Hawai!. Sigo con interés esta entrada por entregas. Aprecio el mérito de la traducción no sólo por su contenido sino por la buena redacción del texto.

Destaco esta frase de G. Jekyll:
"Nadie debería sentirse desanimado por el pensamiento de cuánto hay que aprender". Es una reflexión que me estimula a nivel personal y me anima en el medio laboral en el que me muevo cada día.

Gracias y un beso!! :)

Saludos!!

Hawai 30 de septiembre de 2009, 9:52  

Muchas gracias, chicas :).

Gema, te escribo mail, agradezco un montón tu ofrecimiento de fotos.


Besos para todas :).

Josep 30 de septiembre de 2009, 11:40  

Hola Haw!
Gracias por la entrada. Me quedo con la definición que Jekyll hace de jardín/jardinería.

Saludos!

Nemorino 1 de octubre de 2009, 19:16  

Por dios! Para mí, estas entradas son como los capítulos de la serie Heroes, cuando se acaba quiero más.

Creo que no debo ser un buen jardinero, aún, ja que no he acabado de entender la última cita sobre el jardín: 'frugalidad/confianza absoluta'... Ni puñetera idea pero, ya llegaré, ya.

A reveure.

Nemorino.

Nemorino 1 de octubre de 2009, 19:16  
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Nemorino 1 de octubre de 2009, 19:28  

Se me olvidó. Las fotos de Gema se merecen una entrada, seguro que sale alguna rosa en algún rinconcito.

Quiero verlas, sí, sí...

:)

Hawai 2 de octubre de 2009, 11:14  

Josep :), yo también me quedo con esa definición.

Nemo :), síiiiiii, ya me ha enviado Gema las fotos, y ni te cuento qué maravilla de jardín, además de lo bien hechas que están las fotos. Si esto es como Héroes, yo quiero mi parte de superpoderes je je je.

Con confianza, se refiere a que no hay que tener miedo a meter mano al jardín, porque es un arte al alcance de cualquiera que persevere.
Con frugalidad, creo que indica una visión de vida muy propia de ella y de los artistas de ese momento: no les gusta la ostentación, ni lo recargado. Eso lo muestra en sus jardines dándoles un aire campestre, casual, sencillo.

Bicos.

llosona 5 de octubre de 2009, 12:46  

Te sigo, está muy interesante.
Besines

Inspiración jardinera

"No hay dos jardines iguales. No hay dos días iguales en el mismo jardín."

Hugh Johnson

Ojo científico

Inspiración jardinera

"Debido a que el aroma de las flores es mucho más suave en el aire (donde va y viene, como la cadencia de la música), que en la mano, nada resulta más placentero que conocer cuáles son las plantas que mejor perfuman el aire. Las rosas, damascenas y rojas, son las que emiten aroma de manera más rápida...."

De Jardines, escrito por Francis Bacon en 1625.

---Muchas gracias por visitarnos, y disfrutar con nosotros de Días de rosas  © 2008-2015

Volver hacia ARRIBA