Si has llegado hasta aquí...

...es probable que estés buscando información sobre una plaga o enfermedad de tus rosales. Recuerda que es responsabilidad de tod@s el uso sostenible de los tratamientos fitosanitarios: la utilización de insecticidas, fungicidas, acaricidas, etc. ha de ser puntual, proporcionada y justificada, minimizando los efectos negativos sobre los humanos y la fauna terrestre y acuática.

martes, 1 de marzo de 2011

Rosa sempervirens en su hábitat





Nada mejor para liberar tensiones que dar un paseo por el bosque. Siempre es agradable caminar y ver lo que nos rodea. En esta pequeña excursión he reparado en una planta que sabía que existía por la zona pero que siempre me había sido indiferente. Es la R. sempervirens, progenitora de una saga de trepadores-liana extremadamente bellos, como el tan celebrado y nombrado Felicité et Perpétue.



La comarca del Garraf se caracteriza por sus relieves calcáreos y un entorno bastante árido. Estos ejemplares de R. sempervirens los he encontrado al fondo de una torrentera orientada al norte, seca la mayor parte del año, y en condiciones de bastante umbría. Se entrelaza con otras lianas mediterráneas, como la madreselva, las zarzamoras, la hiedra, la zarzaparrilla o las dos especies de clemátides que crecen por aquí, la vitalba y la flammula. El conjunto, de pinos y acebuches con lianas nos evoca gran exhuberancia.






Es febrero, y, en defecto de flores, tenemos escaramujos, de pequeño tamaño, rojos y esféricos, y hojas, que por algo es la rosa siempreverde. La fructificación no es excesivamente abundante. En condiciones de sombra, es normal que el rosal no dé floraciones demasiado copiosas. Teniendo en cuenta el lugar donde se da esta especie de rosal, no es de extrañar que los híbridos de sempervirens se aconsejen para exposiciones poco soleadas.







"Una rosa es una rosa es una rosa". Gertrude Stein.

6 comentarios:

iolanda 1 de marzo de 2011, 9:45  

Que curioso Josep!
Yo el otro día estuve paseando por los campos de alcornoques en la sierra de San Vicente y vi montones de rosales canina en zonas de sol y humbría profunda, hasta convivian con arboles llenos de líquenes aún así, llenitos de escarmujos, pese a que muchos fueron comidos por los animalitos... éstos rosales silvestres son una caja de sorpresas y con el tiempo lo vas valorando de un modo distinto...
Saluditos

Josep 1 de marzo de 2011, 12:57  

Iolanda, pues aquí, de escaramujos, más bien pocos. A ver si haces algunas fotos de esos rosales y lo que les rodea. Creo que se pueden tomar ideas para los jardines partiendo de la inspiración de la naturaleza.


Nunca he ido en mayo a este sitio, espero poder pillar al rosal y a las madreselvas en plena floración para volverlos a mostrar.

Tengo prevista una segunda entrada con las plantas que complementaban a este rosal, la verdad es que las combinaciones son bastante curiosas y no sé si extrapolables a un jardín.

Antonio 6 de marzo de 2011, 9:42  

Josep, a mí siempre me parecen inspiradoras estas combinaciones naturales y espontáneas.
Por aquí hay muchos, muchos silvestres y crecen en cualquier sitio...desde pleno sol casi entre piedras, hasta la zona más ombría.
Y más de una vez he practicado las podas en algún silvestre,jajajaja...
Soy incapaz de diferenciarlos a pesar de verlos florecidos, pero sí me he fijado que a veces tienen portes diferentes. Algunos tienden arquearse formando grandes arbustos y otros escalan sin ninguna ayuda por los árboles.
En fin, una variedad incríble!!

Antonio 6 de marzo de 2011, 9:45  

Oops!! Soy Yolanda!!!
jajajaja...

Parece que entré con la cuenta de Toni!!!

Josep 7 de marzo de 2011, 17:09  

Hola Yolanda! Éstos los identifiqué fácilmente. Las dimensiones y la forma de crecer no se parecen en nada a la de las otras rosas silvestres. A ver si pongo la segunda parte de la entrada con los helechos que crecían al lado.

Saludos!

llosona 24 de marzo de 2011, 22:06  

Hace un tiempo que pienso en hacerle el seguimiento a un rosal silvestre que hay en una zona umbría cerca de mi casa. Casi crei que habias ido tú por mi Josep, ja,ja,ja

Lo singular de éste es que le pasa por encima un riachuelo cuando crece un poco el cauce.

Como te pasa a ti, nunca paso por ahí cuando tiene flores, llama la atención en invierno por los escaramujos.

Es impresionante como éste vive en la sombra y humedad más absoluta. Un poco más allá, en la ladera de enfrente, crecen otros rosales silvestres a pleno sol, entre brezos y colmenas.

Un abrazo

Inspiración jardinera

"No hay dos jardines iguales. No hay dos días iguales en el mismo jardín."

Hugh Johnson

Ojo científico

Inspiración jardinera

"Debido a que el aroma de las flores es mucho más suave en el aire (donde va y viene, como la cadencia de la música), que en la mano, nada resulta más placentero que conocer cuáles son las plantas que mejor perfuman el aire. Las rosas, damascenas y rojas, son las que emiten aroma de manera más rápida...."

De Jardines, escrito por Francis Bacon en 1625.

---Muchas gracias por visitarnos, y disfrutar con nosotros de Días de rosas  © 2008-2015

Volver hacia ARRIBA