Si has llegado hasta aquí...

...es probable que estés buscando información sobre una plaga o enfermedad de tus rosales. Recuerda que es responsabilidad de tod@s el uso sostenible de los tratamientos fitosanitarios: la utilización de insecticidas, fungicidas, acaricidas, etc. ha de ser puntual, proporcionada y justificada, minimizando los efectos negativos sobre los humanos y la fauna terrestre y acuática.

jueves, 21 de octubre de 2010

El rosal más viejo del mundo



La ciudad alemana de Hildesheim está situada en el estado de Baja Sajonia. Alberga una de las más interesantes leyendas en torno a las rosas :-).

El hijo y sucesor de Carlomagno, Luis I el Piadoso, también conocido como Ludovico Pío, instaló en el año 815 la corte en Elze. Partió a cazar con un pequeño séquito, cuando, de repente, un ciervo blanco llamó su atención. Ludovico espoleó su caballo y fue en persecución del ciervo a través del bosque. Al llegar a un río, se le rompieron las riendas y el venado escapó. Completamente agotado y solo, Ludovico hizo sonar su cuerno de caza, pero sus compañeros no le escucharon. Cansado, tomó su medalla con la imagen de la Virgen María, que siempre llevaba puesta, y la colgó de un arbusto, se arrodilló y oró con fervor solicitando el auxilio de la Virgen. Se quedó dormido. Horas más tarde, se despertó, y, con asombro, vio todo el lugar cubierto de nieve, a excepción del sitio donde había dormido, al pie de un rosal florecido del que pendía la medalla de la Virgen. Volvió a hacer sonar su cuerno, y sus acompañantes al fin lo encontraron. En el lugar, hizo construir una pequeña capilla que recordara el milagro a las generaciones futuras. Esa pequeña iglesia es en la actualidad Santa María de Hildesheim.





Desde entonces, en la ciudad surge la leyenda que vincula el rosal al destino de Hildesheim, que será próspera y feliz en la medida que el rosal siga viviendo en el muro exterior del ábside. En el año 1944, cuando los Aliados bombardearon persitentemente todas las ciudades importantes de Baja Sajonia, los muros de Santa María se vinieron abajo, y el rosal quedó destruido. Pero una de sus raíces rebrotó, y los habitantes lo consideraron un signo de buen augurio.

El rosal es un ejemplar de Rosa canina, del que se tiene constancia documental desde el año 1600.

La catedral de Santa María de Hildesheim es Patrimonio de la Humanidad desde el año 1985.

Imagen de Wikipedia en alemán

"Una rosa es una rosa es una rosa". Gertrude Stein.

6 comentarios:

iolanda 21 de octubre de 2010, 10:55  

Que bonita historia-leyenda-cuento. es curioso, ¿Que pasaría en realidad? siempre al conocer alguna leyenda así es lo que me viene a la cabeza, ¿es posible que se durmiera bajo las grandes ramas del rosal y pusiera la medalla a modo de señal librándose así de morir helado? ainss, lo dicho, me encantan estos cuentos...
Gracias Haw!
besos,

Elionor 21 de octubre de 2010, 11:17  

Precioso. Todo: la leyenda, la iglesia, el rosal, cómo rebrotó tras la guerra...

Saludos a todos los rosabloguer@s!

Josep 21 de octubre de 2010, 12:25  

Al final la vida siempre renace de entre los escombros.
Me gusta el interés que han tenido los alemanes por reconstruir las destrucciones de la guerra. Se suele citar como ejemplo a Dresde, la Florencia del Elba (me he acordado de todo esto por el rosal Elbflorenz de Meilland, o lo que es lo mismo, Line Renaud.

Gracias por la entrada. :)

Maruxa 22 de octubre de 2010, 15:25  

Querida Cris,el relato es bello ¿será no será? no importa, gracias por contarlo.
Un beso,
maruxa.

Ana María 23 de octubre de 2010, 14:25  

Hola!

Hawai, gracias por la entrada, desde luego es una leyenda muy bonita :)

Josep, no sabía que los alemanes habían reconstruído lo que se destruyó en la guerra, gracias por el dato :)

Besos a todos :)

Hawai 25 de octubre de 2010, 10:27  

Gracias, chic@s, a mí también me parece una leyenda preciosa.

;)

Inspiración jardinera

"No hay dos jardines iguales. No hay dos días iguales en el mismo jardín."

Hugh Johnson

Ojo científico

Inspiración jardinera

"Debido a que el aroma de las flores es mucho más suave en el aire (donde va y viene, como la cadencia de la música), que en la mano, nada resulta más placentero que conocer cuáles son las plantas que mejor perfuman el aire. Las rosas, damascenas y rojas, son las que emiten aroma de manera más rápida...."

De Jardines, escrito por Francis Bacon en 1625.

---Muchas gracias por visitarnos, y disfrutar con nosotros de Días de rosas  © 2008-2015

Volver hacia ARRIBA