Algunas rosas...

Loading...

lunes, 7 de diciembre de 2009

La Sevillana, recuperación

La Sevillana, ese rosal que anda por todos sitios en cualquier jardín público o calle de los diferentes pueblos y ciudades. Quisiera contaros mi experiencia con mi Sevillana.




Rescaté este rosal, junto a otros que repartí, de una avenida donde han hecho un carril bici: eliminaron la mitad de la línea de rosales y mucha gente pidió a los obreros alguno; a mí me guardaron 6 ejemplares que repartí.

Los rosales estuvieron toda la mañana de ese día de Julio al sol (el sol del sur de España, con el calor que hay) ya que los sacaron y los apartaron; sobre las 3 de la tarde los recogí y me los llevé a casa donde los metí en varios barreños y cubos llenos de agua. De esta forma se hidrataron bien durante un día o un poco más. Los rosales no estaban en las mejores condiciones ya que, aparte de haber pasado toda la mañana al sol y fuera de la tierra, no sé qué producto les habían rociado que tenían las hojas sucísimas y llenas de pringue, además de los daños producidos por la agresión al sacarlos con la excavadora.


Una vez con las raíces hidratadas, preparé una maceta (la más grande de la que disponía en ese momento, ya que el rescate no fue premeditado) donde las raíces cabían pero quizás necesitara en el futuro más espacio; de momento pensé que estaría bien allí para que se aclimatara a su nueva ubicación y a mis cuidados. Utilicé tierra normal y lo regué abundantemente en ese momento, así como le dí una buena poda eliminando las ramas que se cruzaban y lo que veía que estaba mal, con lo que quedó bastante peladito. Lo coloqué en un lugar donde le diera el sol directo algunas horas al día (igual que el resto de rosales) y con un tamiz para el sol las horas centrales del día. Durante los siguientes 15 ó 20 días estuve muy pendiente de que no le faltara el agua.




Al cabo de unos 15 días observé que estaba empezando a hinchar algunas yemas y en un mes (sobre el 20 de Agosto) tenía brotes por muchos sitios; seguí sin descuidar el riego y se le veía mejor cada día. Alguna rama se le secó y la podé desde abajo.

Sobre el 27 de Agosto estaba prácticamente lleno de hojas y ramitas, que por cierto no han cogido ningún tipo de bicho ni hongo. En estas fechas se puede observar un capullito entre las hojas.


A principios de Septiembre tenía tres capullos, las únicas tres flores que me ha regalado, y seguía con una salud envidiable.


La primera flor abrió sobre el 15 de Septiembre y a finales de ese mismo mes estaban las tres abiertas.


Ahora tiene tres escaramujos que he dejado para poder disfrutar de la belleza de los mismos, aunque a día de hoy no han cambiado el color y siguen verdosos.

Después de todo este trabajo de recuperación he visto que el rosal ha respondido de forma excelente a mis cuidados, que se han basado en mantenerlo bien hidratado en la época de calor y evidentemente en la primera y segunda semanas después del rescate; por otro lado aún no le he puedo ningún abono, pero seguramente en estos días le añadiré humus de lombriz.



Estoy bastante contenta porque el rosal ahora mismo está sano y con ganas de seguir adelante después del invierno. Estaré a la espera de sus rosas en primavera.



"Una rosa es una rosa es una rosa".
Gertrude Stein.




8 comentarios:

iolanda 8 de diciembre de 2009, 11:15  

Ana María,
Enhorabuena, tiene mucho mucho mérito sacar adelante a un rosal en esas condiciones ¡y en tiesto!
¡¡eres una campeona!!

besos,

Ana María 8 de diciembre de 2009, 12:19  

Hola!

Muchas gracias Iolanda :)

Creo que el invierno que viene lo pasaré a una maceta mayor, ya que ahora quiero que se asiente y no tenga más trastornos, aunque sé que estará apretadito..

Hay que ver lo que me ha costado hacer la entrada... quería poner las fechas de las fotos y no se me centraban al publicarlas (sí que estaban centradas en la vista previa), así que opté por quitarlas después de mucho tiempo de pelearme con el editor.. en fin.

Creo que la base de que el rosal vaya adelante es la paciencia y estar pendiente las primeras semanas hasta que se compruebe que está bien. Además creo que La Sevillana es un rosal durísimo, pienso que si hubiera sido otro no hubiera respondido tan bien.

Besos :)

Hawai 8 de diciembre de 2009, 12:58  

Ana María, muchas gracias,... me ha encantado tu relato!!!.

¿Cuánta gente se hubiera preocupado por rescatar unas plantitas deshauciadas? ;). Es muy difícil rescatar plantas en pleno verano, con todos los elementos en contra.

Está claro que La Sevillana es un gran rosal paisajístico.

Besos :).

Ana María 8 de diciembre de 2009, 17:27  

Hola!

Gracias Hawai; desde luego por lo que me dijeron los albañiles, hubo mucha gente que se llevó rosales, otra cosa es que les prosperaran, pero interesados estaban.

Besos :)

Yolanda 8 de diciembre de 2009, 18:42  

Enhorabuena Ana María,es difícil sacar adelante casi cualquier planta en pleno verano y en esas condiciones, pero luego hace tanta ilusión cuando la planta prospera ...
No se si por el esfuerzo empleado o por la admiración por lo agradecidas que son algunas plantas, pero parece que a estas rescatadas se les coge un cariño especial...

Daisy 9 de diciembre de 2009, 11:02  

Ana María...se nota tu satisfacción por el trabajo bien hecho.

Una de mis mayores alegrías en esto del cultivo de plantas es la recuperación de plantas a punto de morir... como llamaríamos a los veterinarios de plantas?

Gracias por compartir tu experiencia

Josep 9 de diciembre de 2009, 12:49  

Hola Ana María!
me alegra que haya respondido tan bien esa Sevillana. Los rosales son muy duros, además, como cuando lo recuperaste tomaste todas las precauciones necesarias para que saliera adelante.

Saludos!

Ana María 9 de diciembre de 2009, 19:06  

Hola!

Yolanda, sí que se les tiene un cariño especial, ya que ha tenido más cuidados en general que otras.

Daisy, gracias por tus palabras; desde luego es una alegría poder decir: si no fuera por mí este rosal estaría muerto; también tenía muchas ganas de vivir :)

Josep, tal y como les pedí a los obreros algún rosal estuve pensando qué tendría que hacer para que saliera adelante, y me siento muy bien porque el rosal está estupendo :)

Besos :)

Troposfera.org || Portal de Calidad del Aire

Inspiración jardinera

"No hay dos jardines iguales. No hay dos días iguales en el mismo jardín."

Hugh Johnson

Ojo científico

Inspiración jardinera

"Debido a que el aroma de las flores es mucho más suave en el aire (donde va y viene, como la cadencia de la música), que en la mano, nada resulta más placentero que conocer cuáles son las plantas que mejor perfuman el aire. Las rosas, damascenas y rojas, son las que emiten aroma de manera más rápida...."

De Jardines, escrito por Francis Bacon en 1625.

---Muchas gracias por visitarnos, y disfrutar con nosotros de Días de rosas  © 2008-2012

Volver hacia ARRIBA