Si has llegado hasta aquí...

...es probable que estés buscando información sobre una plaga o enfermedad de tus rosales. Recuerda que es responsabilidad de tod@s el uso sostenible de los tratamientos fitosanitarios: la utilización de insecticidas, fungicidas, acaricidas, etc. ha de ser puntual, proporcionada y justificada, minimizando los efectos negativos sobre los humanos y la fauna terrestre y acuática.

domingo, 3 de mayo de 2015

El jardín sostenible (III): decálogo del suelo.

Mis lombrices de tierra son una monería,  una vez te acostumbras a ellas. Es guay la manera en la que la jardinería nos ayuda a eliminar escrúpulos absurdos a quienes tenemos crianza urbanita.

Uno de los pilares para un buen cultivo sostenible es comprender cómo funciona el suelo, al menos, mínimamente. El problema es que se trata de un tema técnico y bastante complejo, áspero en su primera aproximación.  Lo que solemos hacer cuando vemos una planta en mal estado (rosales en el caso que nos ocupa) es fumigar y abonar, porque 'algo se solucionará'....Me recuerda lo que siempre nos contaba un profesor de Dirección General que tuve hace años: decía que muchos gerentes solucionan problemas como los  jugadores de golf que tiran al aire una brizna de hierba para ver de dónde viene el viento, sin preguntarse sobre los orígenes de los problemas y, así, poder solucionarlos mejor....porque, problema que no se soluciona bien, problema que vuelve una y otra vez.

Los horizontes del suelo, es decir, el suelo visto a capas. Imagen de Printable colouring pages

Además de plantas saludables, un suelo saludable da menos trabajo al jardinero, es decir, hablamos de sostenibilidad ambiental, pero también personal, otro gran asunto, el de la capacidad personal, que ya tocamos y al que  volveremos.

El corte transversal del suelo, donde podemos ver los horizontes. Imagen de Ciencia y Biología

Le he pedido a una profesional experta en el tema,  mi amiga Llosona del blog Paisaje Vegetal, una ayudita, para tener un punto de partida sencillo del que echar mano. Y me ha enviado un decálogo, que, me insiste, no es un tratado de edafología, sino una guía para los aficionados al jardín. Es decir, justo lo que necesitamos jejeje. Vamos a ello.

Trabajando el compost.


Los dos primeros puntos se refieren a la observación del punto de partida que tenemos.

1. Ubicación geográfica: microclima, orografía, vientos dominantes, heladas. Estudio e instalación de setos, que evitan la erosión y favorecen la fauna beneficiosa para el control de plagas.

2.Historia previa del suelo: si ha tenido o no riego y laboreo. Estudio del drenaje.


Compostaje o transformación de los deshechos orgánicos en compost: echas arriba, recoges abajo. Imagen de agencia.


Los siguientes puntos se refieren al planteamiento que debemos llevar a cabo para convertir nuestro punto de partida en un vergel a dos años vista.

3. Análisis del suelo: estudios, texturas, y también observaciones simples y plantas indicadoras.

4. Laboreo de fondo-tempero, antes de plantar. El tempero busca la temperatura ideal del suelo para que no pierda plasticidad. Una labor profunda en vertical con un arado de desfonde, sin volteo de capas.

5. Selección de variedades/cultivares que mejor se adapten a las condiciones.


Mezcla para añadir a la pila de compost.

6. Enmiendas correctoras necesarias (en función de los resultados del análisis). Provisión de insumos: necesitaremos materia orgánica, y lombrices.


El compost de Llosona.



El compost de la huerta marítima. Increíble el parecido con el de la experta, algo debemos estar haciendo bien, ¡genial!.


7. Establecer una zona para hacer compost: pondremos a trabajar a las lombrices, debemos entender la dinámica del compostaje y los diferentes estadios, así como su uso.



Así deben quedar preparados los alcorques de los árboles, con abundante acolchado de compost.

8. Uso de acolchado: diferencias entre zonas y materiales a usar.

9. Asociaciones y rotaciones con otros cultivos: plantas beneficiosas (por ej, para la elaboración de purines), abonos verdes.

10. Mantenimiento: laboreo y fertilización que conlleve establecer un jardín con mínimos problemas sanitarios.

Mis reflexiones al leer el decálogo son muchas. La primera que me viene a la cabeza es que algo tan sencillo como pasar a fondo el tractor cuando vas a hacer un jardín sobre un terreno 'inhabitado', poquísimas veces se hace...Y el análisis químico del suelo, que no es algo caro en absoluto, también pocas veces....En fin, que tenemos mucho por aprender y mejorar. Mil gracias, Llosona ;).

"Una rosa es una rosa es una rosa". Gertrude Stein.

1 comentarios:

Ana 25 de mayo de 2016, 17:15  

Hola, gracias por tu blog, quería hacerte una pregunta, cuando la planta está en maceta porque está en una terraza y de repente la tierra está tan lavada que la planta no sigue creciendo y se debilita, cuál es el mejor compost que se puede echar o que se debe hacer? Cambiarlo a una maceta más grande con otra tierra que no siempre es posible o poner hummus u otro compost químico que sea más eficaz... Gracias! Ana

Inspiración jardinera

"No hay dos jardines iguales. No hay dos días iguales en el mismo jardín."

Hugh Johnson

Ojo científico

Inspiración jardinera

"Debido a que el aroma de las flores es mucho más suave en el aire (donde va y viene, como la cadencia de la música), que en la mano, nada resulta más placentero que conocer cuáles son las plantas que mejor perfuman el aire. Las rosas, damascenas y rojas, son las que emiten aroma de manera más rápida...."

De Jardines, escrito por Francis Bacon en 1625.

---Muchas gracias por visitarnos, y disfrutar con nosotros de Días de rosas  © 2008-2015

Volver hacia ARRIBA