Si has llegado hasta aquí...

...es probable que estés buscando información sobre una plaga o enfermedad de tus rosales. Recuerda que es responsabilidad de tod@s el uso sostenible de los tratamientos fitosanitarios: la utilización de insecticidas, fungicidas, acaricidas, etc. ha de ser puntual, proporcionada y justificada, minimizando los efectos negativos sobre los humanos y la fauna terrestre y acuática.

jueves, 19 de marzo de 2015

El jardín sostenible (II): proyecto Earth Kind Roses, las rosas que 'no se cuidan y, aún así, florecen'.

'Sea Foam' (Schwartz, 1963). Fotografía de The Fields on Caton Farm, Inc.

Hablar de sostenibilidad queda muy bien y es políticamente correcto, pero, no podemos quedarnos en la 'jardinería de salón', aquí el punto importante es:  ¿cómo lo hago?.
En el caso que nos ocupa, el cultivo de rosales, la información que de partida puede resultarnos útil suele venir desde otros aficionados, vía asociaciones. Como ya hemos comentado, no es el caso de España, ya que la Asociación Española de la Rosa no está enfocada al mundo del cultivador aficionado, sino al mundo empresarial. Descartado esto,  hay que buscar otras opciones.

'Belinda's Dream' (Basye, 1988). Fotografía de White Flower Farm

El proyecto de sostenibilidad que me parece puede servirnos de referencia es el llamado Earth-Kind Landscaping, de la Agrilife Extension, un departamento estatal de Texas (USA). Este proyecto, que lleva ya años en funcionamiento, busca aplicar principios sostenibles a la jardinería. Los resumen en diez puntos aquí, los cito brevemente:

  1. Acolchado.
  2. Riego por goteo.
  3. Medición del volumen de precipitaciones.
  4. Riego por ciclos (menos volumen más veces).
  5. Manejo integrado de las enfermedades y plagas.
  6. Compostaje.
  7. Fertilización basada en análisis de suelo (aportar lo que no tenemos, no abonar al tuntún).
  8. Recogida de agua de lluvia.
  9. Preparación de las áreas de plantado.
  10. Mantenimiento integral de las áreas de césped (corte más alto, triturando-acolchando, etc.). 
'Climbing Pinkie' (Dering, ante 1952). Fotografía de Swane's Nurseries

La parte del proyecto dedicada exclusivamente al estudio de las rosas se llama Earth-Kind Roses. El estudio inicial de 5 años comenzó con mas de 500 arbustos de 117 variedades distintas, a los que se han ido sumando más en años sucesivos. Los criterios para evaluar fueron:
  1. Se cultivaron en sus raíces. No se admiten rosales injertados.
  2. Se cultivaron en suelos alcalinos, de pH entre 8.0 y 8.4, es decir, fuera del rango óptimo para rosales.
  3. Se cultivaron en suelos tal cual, sin mejoras ni enmiendas.
  4. Los rosales nunca se fertilizaron.
  5. Los rosales nunca se fumigaron ni con insecticidas, ni con fungicidas.
  6. Los rosales sólo se regaron por goteo durante el primer año, no se volvieron a regar una vez establecidos.
  7. Los rosales nunca se podaron, sólo se les retiró la madera muerta.
  8. Los rosales se acolcharon.
Para pasar el examen, las variedades de rosas debían:
  1. Mostrar una resistencia extrema al ataque de hongos e insectos.
  2. Producir flores espectaculares.
  3. Adaptarse a formas de cultivo orgánicas.
  4. Reducir en un 95% la necesidad del uso de fungicidas e insecticidas (y, en consonancia con el punto anterior, si se fumiga, que el fitosanitario orgánico dé el resultado óptimo).
  5. Reducir en un 70% la necesidad de riego.

'Rêve d'Or' (Ducher, 1869). Fotografía de Amy Padgett

Finalmente, consiguieron la certificación Earht-Kind las siguientes variedades de rosas:

'Mary Dale'
'Souvenir de St Anne's'
'The Fairy'
'Caldwell Pink'
'Cecile Brunner'
'Perle d'Or'
'Belinda's Dream'
'Carefree Beauty'
'Ducher'
'Duchesse de Brabant'
'Else Poulsen'
'Georgetown Tea'
'Knock Out'
'La Marne'
'Mme Antoine Mari'
'Mutabilis'
'Spice'
'Sea Foam'
'Rêve d'Or'
'Climbing Pinkie'
'New Dawn'


La primera impresión al leer la lista es que hay una mezcla interesante de tipos de rosales y época de obtención: hay especies, hay antiguos, hay modernísimos. No quiero dejar de destacar que en Texas el clima no es uniforme, hay diferencias significativas entre unas zonas y otras, gran variedad de climas.

El estudio sigue. Y nosotros ya tenemos un buen punto de partida: no hay excusas para no cultivar de forma sostenible rosales fáciles y con belleza.

"Una rosa es una rosa es una rosa". Gertrude Stein.

4 comentarios:

Mayos Rosa Mª 19 de marzo de 2015, 20:45  

Me parece estupendo el estudio del cultivo de rosales en su propia raíz.
Sobre todo interesan los resultados obtenidos tan interesantes, ni poda, ni riego, ni fitosanitarios.
Si dependiera de mí, haría mención de honor a un grupo que yo me sé, que son pioneros entre nosotros y que están a la altura de grandes firmas de cultivadores de rosas.

Hawai 19 de marzo de 2015, 20:52  

El que sean en sus raíces tiene sentido dentro del proyecto, ya que si el rosal necesita estar injertado para prosperar, no es resistente, y si no resiste al suelo, lo más probable es que tampoco resista las plagas con soltura.

Besos!!!.

Margó 27 de marzo de 2015, 23:22  

Menudo artículo, es de gran ayuda para los que no tenemos ni idea de rosas.. parece casi como ir un poco a lo seguro.
gracias

Ana María 17 de abril de 2015, 16:11  

Hola!

Qué interesante, no sabía que se estuviera haciendo algo así :)

Viendo los dos que tengo puedo decir que cumplen parte de las concidiones: son resistentes a hongos e insectos, no uso fungicidas ni insecticidas y los riego sólo cuando empieza el calor fuerte, que si no seguro que se me mueren y, aparte, están en maceta así que deben necesitar más agua que si estuvieran en tierra.

En definitiva, cuando pueda tener un jardín donde pueda tener los rosales procuraré hacerles aún menos caso que ahora, aunque me temo que al menos el riego será algo difícil de eliminar.

Besos :)

Inspiración jardinera

"No hay dos jardines iguales. No hay dos días iguales en el mismo jardín."

Hugh Johnson

Ojo científico

Inspiración jardinera

"Debido a que el aroma de las flores es mucho más suave en el aire (donde va y viene, como la cadencia de la música), que en la mano, nada resulta más placentero que conocer cuáles son las plantas que mejor perfuman el aire. Las rosas, damascenas y rojas, son las que emiten aroma de manera más rápida...."

De Jardines, escrito por Francis Bacon en 1625.

---Muchas gracias por visitarnos, y disfrutar con nosotros de Días de rosas  © 2008-2015

Volver hacia ARRIBA