Si has llegado hasta aquí...

...es probable que estés buscando información sobre una plaga o enfermedad de tus rosales. Recuerda que es responsabilidad de tod@s el uso sostenible de los tratamientos fitosanitarios: la utilización de insecticidas, fungicidas, acaricidas, etc. ha de ser puntual, proporcionada y justificada, minimizando los efectos negativos sobre los humanos y la fauna terrestre y acuática.

martes, 18 de febrero de 2014

Poda tradicional: el estilo francés para híbridos de té, floribundas y miniaturas. Recomendaciones de Meilland-Richardier.

Desde hace tiempo quería comentar  este vídeo oficial de la casa Meilland-Richadier. Los rosales Meilland se cultivan en todo el mundo, y, en concreto en España, son prácticamente los únicos cuya venta está extendida a la mayoría de los grandes centros de jardinería.
He de decir que me gustan más los resultados que ofrece la poda americana al estilo de la ARS. Pero, en esta vida no hay absolutos (in medio, virtus que decía Aristóteles), y esta tarde, mientras podaba híbridos de té, este vídeo me ha venido a la cabeza. Tengo bastantes rosales de Meilland y trabajando sobre ellos,  ha resultado evidente que algunos  se ajustan mejor a este otro tipo de poda, porque no pueden ofrecer más como arbustos. En especial, algunos híbridos de té (no todos).


El vídeo es muy gráfico, pero resumo para quienes no entienden francés [entre corchetes escribo mis impresiones]. 
Este método sirve para los rosales de macizo de grandes flores y de flores en ramillete [es decir, híbridos de té, grandifloras y floribundas]. Lo primero que hace es la parte de limpieza: retirar ramas muertas, débiles, cruzadas.  A continuación, entra de lleno en la poda, corta en madera nueva que crece sobre la poda del año precedente [es muy fácil entenderlo si se observa el minuto 0:52, se ven los sucesivos puntos de corte de los años anteriores, es escalonar los cortes]. Se busca una yema orientada hacia fuera y se corta al sesgo a un centímetro de distancia de dicha yema, en sentido contrario al del crecimiento de la yema [lógico, para que no acumule humedad sobre la yema]. Incide en que se debe dejar aireado el centro del arbusto.
A continuación explica como podar un rosal miniatura, en este caso, injertado en pie alto. La poda ha de ser todavía más corta, siguiendo las mismas indicaciones. En primer lugar, poda de limpieza. En segundo lugar, elegir yemas orientadas hacia fuera [deja las ramas casi al límite del injerto]. También recomienda hacer durante la temporada otra pre-poda en el momento en el que retiramos las flores pasadas. Fin.

Esta forma tradicional de poda no puede ser más sencilla. De hecho, se tarda mucho menos tiempo que en el método de la ARS, porque podas muy abajo, digamos que la tijera se mete con alegría y sin complejos..... Como contrapartida a esta sencillez, las floraciones son mucho menos espectaculares: cuantas más ramas se poden, menos ramas para florecer. ¿Qué es mejor?...creo que no hay absolutos, hay rosales que van a demandar este tipo de podas, y hay rosales que van a languidecer hasta morir si se les aplica esta poda. Sólo queda adaptarse a cada arbusto a la hora de podar, es decir, aplicar la máxima de Peter Beales que tanto me gusta: un 90% de sentido común y un 10% de habilidad. 



"Una rosa es una rosa es una rosa". Gertrude Stein.

miércoles, 12 de febrero de 2014

Janet: historia de una metamorfosis no-kafkiana.



 Jajaja, vale, admito que el título es pretencioso ;), pero no he podido evitar la licencia literaria....Janet (Austin, 2003) llegó a mi huerta marítima hace años, siete en concreto. En esa etapa, estaba muy condicionada por los grandes florones de Austin, llenos de pétalos y multitonos. La planté en una de las esquinas de un arriate, pero jamás se desarrolló como arbusto...florecía, eso sí, pero no en abundancia.  Está claro que no era la orientación correcta, me di cuenta al observar qué tipo de rosal era fuera de la definición del catálogo.

Así que, sin tirar la toalla, Janet consiguió su segunda oportunidad, en una orientación protegida y apoyada en un muro. El cambio ha sido brutal.



El arbusto comenzó a crecer, muy ramificado, y pegado al muro, se notaba su tendencia trepadora. Pero, lo mejor de Janet es su capacidad para florecer continuamente. Cuando digo continuamente, es continuamente, una flor tras otra. Es un pequeño trepador cargado de flores enormes y con aroma de intensidad media, a té, muy agradable. 


Cualquiera puede darse cuenta de que esta capacidad para la floración la hereda de algún ancestro de té. Las ramas, las hojas,...todo recuerda a un rosal de té, necesita calor, pero no mucho y le molestan las ubicaciones donde se pueda resfriar. Austin describe Janet como 'parecido' a un híbrido de té. Curiosa (y comercial) definición, porque está  lejos de ser un híbrido de té en cuanto a necesidades y comportamiento. Si dijera la verdad, prácticamente nadie se animaría a comprarla.
Janet nunca dejará el catálogo de Austin--es demasiado tentadora-- pero jamás va a ser una de sus rosas archipopulares, porque no es fácil tener éxito con su cultivo.


"Una rosa es una rosa es una rosa". Gertrude Stein.

Inspiración jardinera

"No hay dos jardines iguales. No hay dos días iguales en el mismo jardín."

Hugh Johnson

Ojo científico

Inspiración jardinera

"Debido a que el aroma de las flores es mucho más suave en el aire (donde va y viene, como la cadencia de la música), que en la mano, nada resulta más placentero que conocer cuáles son las plantas que mejor perfuman el aire. Las rosas, damascenas y rojas, son las que emiten aroma de manera más rápida...."

De Jardines, escrito por Francis Bacon en 1625.

---Muchas gracias por visitarnos, y disfrutar con nosotros de Días de rosas  © 2008-2015

Volver hacia ARRIBA