Si has llegado hasta aquí...

...es probable que estés buscando información sobre una plaga o enfermedad de tus rosales. Recuerda que es responsabilidad de tod@s el uso sostenible de los tratamientos fitosanitarios: la utilización de insecticidas, fungicidas, acaricidas, etc. ha de ser puntual, proporcionada y justificada, minimizando los efectos negativos sobre los humanos y la fauna terrestre y acuática.

domingo, 22 de diciembre de 2013

Pasó el otoño... y llegó el invierno.


Mi amiga María, del blog Paisaje Vegetal, ha tenido la amabilidad de enviarme unas fotos de rosas escarchadas por la helada decembrina. Y, con ellas, llega la perfecta excusa contemplativa para hacer balance y divagar un rato.

2013 nos trajo una primavera anti-primaveral, con exceso de lluvias y temperaturas bajas hasta bien entrado el mes de junio. Desde luego, no será uno de mis años roseros predilectos, demasiada incertidumbre, aunque, paradójicamente, la huerta marítima estuvo más espectacular que nunca. Sí recuerdo la floración de las magnolias como estupenda. Y la de los Iris germanica. Algunos rosales se resintieron, necesitados de una mayor templanza, en especial los híbridos de té. Es un misterio, dado que los rosales de té florecieron de forma habitual, y, en teoría, necesitan más el calor que los híbridos.



 A la primavera infernal le siguió un estío a la antigua usanza: semanas sin una gota de lluvia. No puedo decir que me importara, ya que soy playista :), y la huerta pasa a ser secundaria en verano. Eso sí, las pobres hortensias--golosas consumidoras de agua--llegaron a finales de septiembre languideciendo. Pobriñas, qué mal aspecto tenían. 


Empezó el otoño. Siguiendo tendencia, no podía ser normal, sino muy caluroso y con un período de lluvias que recordaban al monzón. Octubre de 2013 quedará para los anales con sus récords de agua por metro cuadrado y demás mediciones estrafalarias. 


Le tocó a noviembre redimir 2013, y ha sido, junto con las primeras tres semanas de diciembre, el otoño más espectacular que recuerdo: una luz impresionante, rosales floreciendo, camelias perezosas. 


La benignidad de noviembre permitió llevar a cabo los trabajos roseros 'no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy': he plantado 13 nuevos rosales. He podado los ya agotados. Podría haber podado todos, pero, la verdad, era una pena, dada la cantidad de flores que incluso a día de hoy tienen. Tampoco me interesa estimular una floración demasiado temprana, mejor que se decante hacia bien entrado junio. He realizado gran parte del abonado orgánico de fondo. Hay pulgones (¿no se supone que los pulgones son un evento primaveral?).

El cielo aguamarina de este diciembre, algo fuera de lo corriente. En unos días, notaremos que las horas de luz se alargan, y tengo la impresión de que nos hemos saltado la fase de oscuridad. No hay invierno, ya casi es primavera...








"Una rosa es una rosa es una rosa". Gertrude Stein.

Inspiración jardinera

"No hay dos jardines iguales. No hay dos días iguales en el mismo jardín."

Hugh Johnson

Ojo científico

Inspiración jardinera

"Debido a que el aroma de las flores es mucho más suave en el aire (donde va y viene, como la cadencia de la música), que en la mano, nada resulta más placentero que conocer cuáles son las plantas que mejor perfuman el aire. Las rosas, damascenas y rojas, son las que emiten aroma de manera más rápida...."

De Jardines, escrito por Francis Bacon en 1625.

---Muchas gracias por visitarnos, y disfrutar con nosotros de Días de rosas  © 2008-2015

Volver hacia ARRIBA